Anemia: Deficiencia de hierro en mujeres jóvenes


Una de las principales causas de la anemia es la falta de este mineral en el organismo, fenómeno al que están más proclives las mujeres en edad fértil.

“Estás tan pálida ¿No tendrás anemia?”. Ésta es una pregunta que muchas mujeres han escuchado por lo menos una vez en su vida, y es que la palidez es el principal signo de esta enfermedad, que afecta fundamentalmente a las mujeres en etapa fértil.

La falta de hierro en el organismo es la causa más común de anemia. Sin embargo, también puede presentarse como resultado de otra deficiencia o como síntoma de diversas enfermedades.

La palabra anemia viene del griego y significa sin sangre. Esta patología se produce por una disminución en el contenido de hemoglobina, que es una proteína cuya función es transportar el oxígeno desde los pulmones hasta las células del cuerpo.

Los glóbulos rojos, para poder combinarse con el oxígeno, deben contener una cantidad suficiente de hemoglobina, y esto depende de los niveles de hierro que existan en el organismo.

Anemia: Deficiencia de hierro en mujeres jóvenes Nutrición y Dietética

Cuando falta este mineral, puede desarrollarse una anemia lentamente que no siempre se nota a simple vista, pero el cuerpo empieza a mostrar signos de forma silenciosa: disminuye la capacidad muscular, bajan las defensas, la capacidad de prestar atención es menor y en los casos más graves la persona incluso.

La palabra anemia viene del griego y significa sin sangre. Esta patología se produce por una disminución en el contenido de hemoglobina, que es una proteína cuya función es transportar el oxígeno desde los pulmones hasta las células del cuerpo.SANGRE EN

Anemia Normal

Los glóbulos rojos, para poder combinarse con el oxígeno, deben contener una cantidad suficiente de hemoglobina, y esto depende de los niveles de hierro que existan en el organismo.

Cuando falta este mineral, puede desarrollarse una anemia lentamente que no siempre se nota a simple vista, pero el cuerpo empieza a mostrar signos de forma silenciosa: disminuye la capacidad muscular, bajan las defensas, la capacidad de prestar atención es menor y en los casos más graves la persona incluso puede sufrir desmayos.

La anemia es más común en mujeres jóvenes porque están perdiendo permanentemente sangre a través de las reglas. Además, ellas suelen restringir más su dieta y a veces no compensan el déficit que se va produciendo. Por esta razón la pérdida diaria de hierro en la mujer es un 50% más que en el hombre.

Esto se puede prevenir con una dieta rica en hierro orgánico contenido principalmente en las proteínas de las carnes. Con respecto al café y el té, tomados después de las comidas, son inhibidores de la absorción de hierro, por lo tanto, se recomienda evitar su consumo o, por lo menos, tomarlos una hora antes o después de las comidas.

Las principales complicaciones de la anemia en su grado extremo van a depender de la falta de oxigenación de los tejidos, porque se necesita oxígeno para toda función metabólica y aquellos órganos que más la demandan como los músculos, el corazón y el cerebro van a ser los que van a sufrir primero la consecuencias de esta falta de irrigación.

Otros periodos en los que se está propenso a desarrollar anemia son:

  1. En el primer año de vida el hierro es muy importante, porque es un período de crecimiento rápido y la leche materna en esta etapa no contiene suficiente hierro. Más aún, si el nivel nutricional de la madre es deficiente o el niño es prematuro.
  2. La pubertad, ya que por el rápido crecimiento, el organismo tiene más demanda.
  3. El embarazo, porque en este estado la mujer necesita un aporte nutricional mayor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario