Anticonceptivos femeninos: Todo lo que hay que saber


Cada día los anticonceptivos femeninos tienen un mayor alto grado de efectividad y menos efectos colaterales. Eso es prácticamente sabido por las miles de usuarias que confían en los avances científicos para controlar sus embarazos.

Lo que tal vez es menos conocido, es la cantidad de métodos anticonceptivos nuevos que han llegado o que están por entrar en el mercado nacional.

Lo más importante de estos avances es que ahora prácticamente existen anticonceptivos para cada tipo de mujer. Es decir, es posible encontrar fórmulas que se adapten bien a los distintos metabolismos y con esto, los efectos secundarios indeseados disminuyen notablemente.

Anticonceptivos femeninos: Todo lo que hay que saber Fertilidad y Embarazo

Desde sus inicios, en los años 60′ hasta ahora, los principales cambios en las pastillas anticonceptivas, por ejemplo, han sido la baja de sus dosis hormonales. Pero eso no es todo. Los volúmenes de mujeres que actualmente utilizan este método, según estudios de la ONU, sobrepasan los 80 millones en todo el mundo. Y las novedades en este campo, ocurren constantemente.

¿Cuáles han sido los avances más importantes en la evolución de los anticonceptivos desde la aparición de la píldora hasta ahora?

Los avances son enormes y se resumen en que las parejas tienen hoy la libertad de elegir entre una amplia variedad de opciones anticonceptivas. Esta vasta gama garantiza la existencia de buenas opciones para cada caso.

¿Cómo han mejorado los porcentajes de efectividad de estos nuevos compuestos?

Hoy tenemos anticonceptivos cuya efectividad clínica bordea el 100%. Con la mejoría de los preparados que se usan se ha ido mejorando la efectividad anticonceptiva y bajando los efectos secundarios.

Muchas mujeres se preguntan si los métodos anticonceptivos como las pastillas, producen efectos secundarios. ¿Esto es así realmente? ¿Le ocurre a todas las mujeres?

Los anticonceptivos orales, como cualquier medicamento, pueden producir efectos secundarios no deseados. Estos no ocurren en todas las usuarias, son generalmente transitorios y ceden antes de terminar el primer mes de uso. Cuando indicamos un anticonceptivo tratamos de hacer un perfil de cada paciente para indicarle el método con menos efectos secundarios para ella específicamente. Pero como también dependen de factores individuales, podemos probar un tipo y si este le produce efectos secundarios, tenemos más de cuarenta variedades diferentes en el mercado para probar y encontrar el adecuado.

¿Cuáles son en este momento los métodos anticonceptivos más modernos?

El dispositivo intrauterino medicado con levonorgestrel (Mirena) mejora el efecto secundario más importante de los dispositivos tradicionales, como la T de cobre, que es la menstruación excesivamente abundante. Como Mirena tiene la hormona levonorgestrel, se atrofia el endometrio y se disminuye el flujo menstrual incluso a veces haciéndolo desaparecer. La acción hormonal es local, sólo donde está el dispositivo, la mujer sigue ovulando normalmente y no hay niveles detectables de la hormona en el resto del cuerpo, ni efectos colaterales. Como cualquier dispositivo está indicado especialmente para mujeres que ya han sido madres. Su valor es U$ 250 y dura 5 años.

El anticonceptivo subcutáneo Implanon, se instala en el antebrazo y dura tres años. Evita la ovulación y también que los espermios lleguen al útero. Tampoco tiene estrógeno, por lo que la regla puede variar y en un 20% de los casos la usuaria deja de sangrar. Si la mujer desea quedar embarazada sólo debe retirarse el tubito de su brazo. La instalación y la remoción debe hacerla un médico. Su valor es de U$ 200.

Las píldoras anticonceptivas con progesterona sola sin estrógenos, que actúan sólo espesando el moco cervical y la que además inhiben la ovulación. Se usa para el periodo de lactancia y también para mujeres con contraindicaciones para el uso de estrógenos, tales como problemas vasculares, hepáticos, fumadoras mayores de 35 años o que les producen efectos secundarios (cefalea, hinchazón y asco).

El condón femenino consiste en una bolsa de poliuretano, lubricada y con dos anillos en sus extremos que se introduce en la vagina y se sujeta rodeando el cuello del útero queda abierta hacia los genitales externos.

Los que vienen

Actualmente en Chile sólo hay anillos vaginales para la lactancia, pero a fines del próximo año llegará uno que puede utilizarse todo el tiempo con el nombre de Nuva Ring.

Funciona igual que las pastillas: se pone uno que dura tres semanas, se retira y se descansa por una semana, tras lo cual se instala otro.

Contiene estrógeno y progesterona. Es una argolla de material flexible, con cinco centímetros de diámetro y se lo inserta la misma usuaria.

El parche anticonceptivo se tiene que cambiar una vez a la semana. Se usa durante tres y se descansa una. Ya está a la venta en Estados Unidos y Europa, para acá llegará a fines de 2003.

Se ha hablado mucho de métodos que no requieren una ingesta diaria como las pastillas. ¿Son igualmente efectivos aquellos que se administran entre períodos más largos?
Los anticonceptivos orales bien tomados son altamente efectivos. El problema es precisamente eso, que sean bien tomados cada 24 horas.

Los métodos que no dependen de una ingesta diaria como los inyectables, implantes y dispositivos intrauterinos tienen la ventaja que su efectividad se mantiene independiente del perfil de la usuaria. No fallan por olvidos.

¿Por qué en Chile son menos conocidos los métodos de barrera femeninos como el diafragma o el conocido como “condón femenino”?

Probablemente por que ha faltado la difusión adecuada.

¿Qué método es para usted, como profesional, el más confiable que se puede encontrar en este momento?

Afortunadamente hoy tenemos muchos métodos confiables que permiten ofrecerle una buena alternativa a cada mujer.

¿Qué pasa con las fumadoras y los anticonceptivos?

El estrógeno produce una leve tendencia a aumentar la producción de coágulos en la sangre que se mantiene dentro de los rangos normales en la mujer joven y no fumadora. El cigarro aumenta mucho mas esta formación de coágulos.

También lo hace la edad. El efecto de los estrógenos, sumado al del cigarro aumenta peligrosamente el riesgo de formación de coágulos y trombosis en la mujer de 35 o más años. Quien toma anticonceptivos con estrógenos y tiene 35 años, debe dejar de fumar. Si no lo hace debe cambiar de método anticonceptivo.

¿Qué tipo de anticonceptivo es más recomendable para una mujer joven que no ha tenido hijos?

Los anticonceptivos hormonales por vía oral y los nuevos inyectables mensuales son la primera elección para la mujer joven que no ha tenido hijos. Porque:

A la mujer joven sin hijos muchas veces no le sirve la efectividad de 95%, quiere un 100%. Eso solo se logra usando dos métodos; el preservativo y el anticonceptivo hormonal. Además el uso de los preservativos está indicado siempre en las parejas jóvenes para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario