Aumentan casos de infecciones respiratorias


El Sistema de Vigilancia Universidad Católica, Clínica Alemana y Universidad del Desarrollo, ha detectado el aumento de casos de influenza y virus respiratorio sincicial en Santiago.
Lo más probable es que en las próximas semanas los noticieros vuelvan a mostrar los centros de salud públicos y privados congestionados de niños y adultos mayores esperando ser atendidos. Este año los brotes de enfermedades respiratorias tardaron, pero al parecer ya están aquí.

De acuerdo con el Sistema de Vigilancia Universidad Católica, Clínica Alemana y Universidad del Desarrollo, durante las últimas dos semanas, en los servicios médicos de Santiago, se ha registrado un aumento importante en la detección de virus respiratorios, con 30 muestras positivas de un total de 82 (37%).

El doctor Pablo Vial, infectólogo de Clínica Alemana e integrante del Sistema de Vigilancia, explica que “todos los años se produce en Chile un brote de influenza o gripe.

A veces surge a principios de mayo, pero este año se presentó a mediados de junio, y probablemente permanecerá durante las próximas cinco semanas. Al mismo tiempo está aumentando el virus respiratorio sincicial, o sea, ya hay dos virus que están teniendo un brote simultáneo y eso sí que es duro para los servicios médicos”.
El año pasado estos dos brotes virales también aparecieron juntos, lo que según el especialista es muy inusual: “Estamos tratando de entender porqué los últimos años estas enfermedades han surgido en forma conjunta y en esta fecha, ya que en el caso de la influenza, Chile fue durante varios años el primer país del hemisferio sur donde aparecía este virus y ahora se está presentando de forma mucho más tardía”.

Mantener un sistema de vigilancia que detecte los brotes virales de forma temprana permite que los consultorios y servicios de urgencia estén más alertas al surgimiento de casos, para que puedan prepararse y reforzar sus medidas.

“Si la gente está informada sobre el aumento de enfermos, va a poder detectar el problema en su primera etapa y tomar medidas preventivas. Además, facilita a los médicos hacer un diagnóstico más temprano, evita hacer exámenes adicionales y reduce la utilización de antibióticos”, explica el doctor Vial.
debe principalmente a que por el frío las personas permanecen más tiempo en interiores y hay menos ventilación, lo que produce una condición ambiental favorable para el contagio, ya que el principal mecanismo de transmisión de las infecciones respiratorias son las gotitas de aerosol que se dispersan a través del estornudo o tos, sobre todo en espacios cerrados.

Otra forma de contagio es a través de la manipulación de objetos o superficies que hayan tenido contacto con el virus.

Por lo tanto, las medidas básicas de prevención son lavarse las manos si éstas han estado en contacto con personas o superficies infectadas, usar mascarilla si se va a estar con enfermos, no enviar a niños o personas que tengan el virus a lugares donde haya alto riesgo de contagio, como colegios o asilos de ancianos.

El doctor Vial, asegura que ya está definida la cepa de la influenza A que está circulando y que coincide con las consideradas en la vacuna administrada durante la campaña contra la influenza iniciada en marzo.

Por lo tanto, las personas que se hayan vacunado no deberían contagiarse, y si lo hacen, desarrollarían la enfermedad en forma más suave. En general, se recomienda que los adultos mayores o lactantes que no estén vacunados lo hagan lo antes posible, porque la vacuna se demora entre 15 días y tres semanas en hacer efecto.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario