Biopsia pulmonar para detectar enfermedad pulmonar parenquimatosa difusa


En la mayoría de los casos, tras la realización de la historia clínica y la exploración física, y después de analizar las técnicas de imagen, las hipótesis diagnósticas se reducen de forma notable. Sin embargo, y aunque la obtención de un diagnóstico definitivo requiere frecuentemente un análisis histológico del tejido pulmonar, en la práctica clínica, la reducción del diagnóstico diferencial tras una evaluación clínica cuidadosa puede ser lo suficiente importante como para que, en muchos casos, el pequeño margen de incertidumbre residual no influya en la adopción de medidas terapéuticas pragmáticas. La decisión de agotar o no los recursos diagnósticos, –llegando a la biopsia pulmonar abierta o por videotoracoscopia –, para obtener un diagnóstico específico de la máxima certeza antes de iniciar un tratamiento, dependerá del grado de certidumbre alcanzado hasta ese momento, de la variabilidad y toxicidad de la oferta terapéutica posterior, de la experiencia del equipo médico y del criterio informado del paciente. Los cuadros atípicos, las dudas sobre la actividad de la enfermedad y la necesidad de excluir procesos infecciosos o neoplásicos, son algunas de las razones más frecuentemente esgrimidas para la obtención de especimenes histológicos.
La biopsia transbronquial a través del broncoscopio flexible es el método más sencillo de conseguir tejido pulmonar. Sin embargo, las muestras que se obtienen son pequeñas y limitadas al tejido peribronquiolar. Por tanto, la máxima rentabilidad con esta técnica se alcanzará en la sarcoidosis y en la neumonitis por hipersensibilidad. También es útil en la linfangitis carcinomatosa. La biopsia percutánea tiene limitaciones semejantes y sólo será de alguna utilidad en enfermedades en las que se puedan obtener evidencias histológicas con muestras pequeñas. La biopsia pulmonar por videotoracoscopia es el método de elección para la obtención de tejido pulmonar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario