Broncoscopia rígida


El broncoscopio rígido es un largo tubo de metal que se introduce en la tráquea y a través del cual se pueden emplear diferentes ópticas y pinzas con distintas angulaciones. Aunque más del 95% de todas las indicaciones actuales de la broncoscopia se llevan a cabo con el modelo flexible, existen situaciones que suelen precisar el uso del broncoscopio rígido, como la broncoscopia infantil, laserterapia, hemoptisis masivas, estenosis traqueobronquiales que requieran dilatación o colocación de prótesis, crioterapia, o extracción de cuerpos extraños.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta