Caries de orificios y fisuras


son comunes en los niños y comienzan a aparecer alrededor de los 10 años en las piezas dentales permanentes. Se caracterizan por desarrollarse velozmente. Por lo general, se forman en las correduras de la zona masticadora de las muelas junto a las mejillas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario