Cintas para cierre de la piel


Las cintas para el cierre de la piel son cintas adhesivas largas, estrechas y estériles. Se usan para aproximar los bordes de las laceraciones y para cerrar la piel después de muchos procedimientos quirúrgicos. Las cintas para el cierre de la piel pueden usarse también para complementar el cierre con suturas o grapas. La evidencia clínica indica que las heridas cerradas con cintas de
cierre de la piel pueden desarrollar fuerza de tensión más rápidamente que las heridas suturadas.

El estrés se aplica uniformemente sobre las fibras colágenas, lo que favorece una rápida orientación de las fibras y el aumento de la fuerza de tensión. «La mayor resistencia a la infección de las heridas con cintas de cierre de la piel en comparación con las heridas suturadas indica que el cierre con cinta de las heridas contaminadas es un instrumento clínico significativo.» 3 «Las cintas adhesivas evitan al paciente el temido pero raras veces doloroso retiro de suturas, aunque tienen dos desventajas: no aproximan los tejidos profundos y no controlan el sangrado de los bordes de la herida.

Las cintas para cierre pueden aplicarse sobre la piel, sobre un cierre subcuticular, en lugar de las suturas de la piel, o como cierre primario junto con las suturas en forma alternada. Las cintas para cierre de la piel pueden usarse también como reemplazo de las suturas o grapas que se retiran entre el primario y cuarto día posoperatorio. Proporcionan una buena porosidad en cuanto al flujo de aire en la herida y la transmisión de vapor de agua que escapa de la herida durante el proceso de cicatrización.

Cintas para cierre de la piel Glosario Médico

Las cintas para cierre de la piel PROXI-STRIP* tienen suficiente resistencia adhesiva para no requerir el uso de aplicaciones adjuntas, como la tintura de benzoína.

Cintas adhesivas para cierre de la piel

  1. Usando técnica estéril, retire la tarjeta y separe la etiqueta.
  2. Paso 2. Despegue las cintas necesarias en dirección diagonal.
  3. Aplique la cintas adhesivas a intervalos de 1/8 pulgada para completar la coaptación de la piel. Asegúrese que la superficie de la piel esté seca antes de aplicar cada cinta adhesiva.
  4. Cuando se juzgue que la cicatrización es adecuada, retire cada una de las cintas adhesivas levantando la mitad, desde afuera hacia el margen de la herida. Luego, retire suavemente la cinta de superficie de la herida.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta