Conceptos generales en cirugía torácica


La cirugía torácica es una especialidad moderna cuyo desarrollo se ha producido a lo largo del siglo XX, si bien tiene antecedentes en el siglo XIX. El desarrollo de las técnicas anestésicas posibilitó un importante avance a partir de la mitad del siglo XX que, en la actualidad, se ha potenciado con la mayor prevalencia de enfermedades pulmonares, el gran impacto del cáncer de pulmón y el desarrollo de las técnicas quirurgicas de la especialidad, en especial del trasplante pulmonar y la videotoracoscopia.
La especialidad es de ámbito hospitalario y de referencia y está íntimamente unida a la Neumología con la que comparte numerosas tareas comunes. El estudio preoperatorio de los enfermos que van a ser tratados quirurgicamente es el principal de los apartados en los que neumólogos y cirujanos torácicos tienen que coordinar sus actuaciones. Una de las funciones de la cirugía torácica es la realización de numerosas exploraciones complementarias para el estudio de determinadas enfermedades con afectación pleural y mediastínica. En este sentido es una especialidad de clara finalidad diagnóstica. Con intención puramente terapéutica se realizan numerosas intervenciones quirurgicas de resección pulmonar mayor y menor para tratamiento del cáncer de pulmón y otro tipo de enfermedades pulmonares.
Otras especialidades con las que se relaciona son la anestesiología, que se encarga del control perioperatorio de los enfermos. La Medicina Intensiva, Medicina Interna, Cirugía General y Traumatología son otras disciplinas que tienen conexiones con la cirugía torácica. Unas se relacionan por la proximidad anatómica de las regiones que tratan (cuello, esófago) y otras por la necesidad de diagnósticos y tratamientos por parte de la cirugía torácica.
Como en todas las especialidades quirurgicas, existen tres estadios: el periodo preoperatorio, el perioperatorio y el postoperatorio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta