Etiopatogenia de las neumonías instersticiales idiopáticas


La fibrosis pulmonar idiopática es una alteración crónica del tracto respiratorio inferior, que se inicia preferentemente a nivel alveolar y que se asocia a proliferación fibroblástica y excesiva producción de colágeno, que se deposita en el pulmón de forma desorganizada. Se desconocen los agentes responsables que ponen en marcha y mantienen el proceso, aunque se han desarrollado múltiples hipótesis sin claro respaldo científico. El componente celular inflamatorio dominante en la fibrosis pulmonar idiopática está formado por: macrófagos, neutrófilos, eosinófilos y linfocitos, aunque son los primeros los que parecen jugar un papel protagonista en la génesis de la enfermedad, debido a su capacidad para secretar citocinas pro-inflamatorias y profibróticas. Los estudios preliminares basados en técnicas histológicas clásicas sugerían que el proceso fibrótico se limitaba al intersticio pulmonar, hoy en día se sabe que el proceso inflamatorio comienza a nivel alveolar, que se sigue de lesión del epitelio y de la membrana basal subepitelial y que la lesión de esta última facilita la migración de fibroblastos y células mesenquimales hacia la pared alveolar, con la consiguiente aposición de colágeno y colapso de los alvéolos. La fibrosis se cree que se produce por el desequilibrio entre citocinas pro y antiinflamatorias y polipéptidos pro y antifibrogénicos. El colágeno que se deposita en el pulmón en esta entidad es colágeno tipo I y III.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario