FRACTURAS DE COLUMNA TORACOLUMBAR Fracturas por estallido (Fractura de Burst)


Representan un 30% de las fracturas de este grupo.
Se producen al soportar una carga ejercida a lo largo del eje vertical de la columna; la fractura es por aplastamiento y generalmente se mantiene el paralelismo y horizontabilidad de las caras craneal y ventral del cuerpo vertebral.
Se producen por caída libre de pie, en que la contractura muscular vertebral transforma una columna en un tallo rígido.
La fractura compromete simultáneamente el pilar o columna anterior y medio; la fractura es inestable. Así es como en la fractura con estallido del muro posterior, pueden emigrar violentamente dentro del canal raquídeo, fragmentos óseos y discales, produciendo lesiones medulares o radiculares. Ello
explica que, en fracturas de este tipo, se produzcan lesiones neurológicas en el 50% de los casos.
La radiografía lateral así como la tomografía axial computada puede mostrar:
• Fractura del muro posterior.
• Fragmentos óseos dentro del canal raquídeo.
• Distancia interperpendicular disminuida.
• Fractura de cortical interna de las láminas.
• Ocupación del canal raquídeo por cuerpos extraños. A nivel de L3, obstrucciones de hasta un 60% del lúmen del canal pueden no provocar lesión neurológica, pero a nivel T12, un 25% de ocupación ya pueden producirla.
A todo nivel, ocupaciones de un 75% necesariamente presentan lesión neurológica.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja una respuesta