FRACTURAS DEL CUELLO DEL FEMUR Pronóstico


La fractura del cuello del fémur debe ser considerada como de extrema gravedad, cualquiera sean sus características anatomopatológicas, condición del paciente, etc. Las razones son
obvias:
. La mayoría de los casos es de indicación quirúrgica. . Se trata de una intervención de gran envergadura.
. Si la intervención escogida es una osteosíntesis o si el tratamiento es ortopédico,
implica un muy largo período de reposo en cama, con toda la gama de riesgos que ello implica.
. Todo lo anterior se agrava en un paciente senil, con serio deterioro orgánico.
. La fractura lleva implícito un elevado riesgo de pseudoartrosis o necrosis aséptica de
la cabeza femoral.
. La intervención quirúrgica lleva envuelto el peligro de complicaciones, muchas de las cuales, por sí solas, tienen riesgo de muerte:
1. Complicaciones intraoperatorias:
a. Shock operatorio.
2. Accidente anestésico.
3. Paro cardíaco.
2. Complicaciones post-operatorias (en orden cronológico): a. Asfixia post-operatoria (minutos).
2. Shock post-operatorio (horas).
3. Neumonía (1° – 2° día).
4. Infección de la herida (3° – 5° día).
5. Infección urinaria (4° – 7° día).
6. Escaras (6° – 10° día)
7. Enfermedad tromboembólica (7° – 15° día).
8. Demencia arterioesclerótica (10° – 30° día). 3. Secuelas:
a. a. Pseudoartrosis.
2. b. Necrosis aséptica de la cabeza femoral.
3. c. Acortamiento del miembro.
4. d. Artrosis degenerativa de cadera.
El riesgo vital que implica esta lista de posibles complicaciones, se acrecienta en la medida que el paciente sea portador de patologías previas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja una respuesta