FRACTURAS DEL ESCAFOIDES CARPIANO RASGOS DE FRACTURA


Es importante considerar por lo menos tres situaciones anatomopatológicas en la fractura del escafoides; cada una de ellas presenta pronóstico y tratamiento diferentes.
1. Fractura aislada del escafoides: el rasgo de fractura puede comprometer: a. El 1/3 medio del cuerpo del hueso.
2. El rasgo de fractura compromete al 1/3 distal.
3. La fractura compromete un sector marginal del tubérculo escafoídeo.
4. La fractura compromete el 1/3 proximal del escafoides.
Considerando sólo este aspecto particular, el pronóstico va mejorando en la medida que el rasgo de fractura tiene una posición más distal; así, es de pronóstico más grave la fractura que compromete el 1/3 proximal, y de mejor pronóstico en cambio, son aquéllas que comprometen el 1/3 distal.
En la medida que el rasgo de fractura sea más distal, el compromiso vascular del hueso va siendo progresivamente menor.
El mayor número de pseudoartrosis o necrosis aséptica, se observa en fracturas que comprometen el 1/3 proximal o el 1/3 medio.
2. Fractura desplazada: ya sea con separación, angulación o rotación de los fragmentos.
El tratamiento correcto obliga a obtener una reducción perfecta, sea por método ortopédico o quirúrgico. Es en este grupo donde se observa con mayor frecuencia el retardo de consolidación, la pseudoartrosis y la necrosis avascular.
3. Fractura asociada con luxaciones de los otros huesos del carpo: donde el tratamiento de la fractura del escafoides se constituye en una etapa dentro del complejo manejo de la lesión carpiana.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja un comentario