La vinchuca y el mal de Chagas


Científicamente se le conoce como Triatoma Infestans. En jerga habitual se le llama vinchuca. En lengua quechua, el nombre de este insecto significa “dejarse caer”, ya que de esta forma ataca a los seres humanos, arrojándose desde los techos de las casas en busca de su alimento. Su comida es la sangre de sus víctimas, la que obtiene picándolas generalmente en los lugares más blandos del cuerpo. Es el transmisor más importante del mal de Chagas, que está presente en alrededor de 25 millones de latinoamericanos y como si fuera poco, en Chile hay tres especies diferentes.

La vinchuca y el mal de Chagas Glosario Médico

La vinchuca, conocida desde 1852, encuentra su hábitat natural en los ambientes domésticos de las zonas rurales del país. Geográficamente, su presencia se reparte desde la I hasta la VI Región, abarcando a las tres cuartas partes de la población de Chile. Aunque las estadísticas muestran que el riesgo de ser picado se concentra en la II y III Región, según cifras del Servicio de Salud Metropolitano del Medio Ambiente, alrededor de medio millón de personas están expuestas a su accionar.

Las estadísticas que se manejan demuestran que el mal de Chagas es un problema grave a nivel latinoamericano y también en nuestro país. Esta situación se complica además porque la población no tiene un conocimiento acabado sobre qué es esta enfermedad, cuáles son sus secuelas y cómo se puede prevenir su contagio a través de su principal transmisor que es la vinchuca.

Esta pequeña y amenazante criatura es hematófaga estricta. Es decir, se alimenta solamente con la sangre fresca de animales vertebrados y de seres humanos. Su proceso de alimentación consiste en la succión de este fluido gracias a un aparato bucal picador-chupador, especializado en esta labor. Es a través de este proceso que el insecto transmite el parásito Tripanosoma Cruzi, agente causal de la enfermedad de Chagas.

Como el mejor círculo vicioso, el parásito se reproduce en diversos seres vivos, incluyendo animales domésticos, transmitiéndose de un huésped a otro por insectos hematófagos portadores de la enfermedad.

Hasta donde se sabe, tanto las ninfas, vinchucas en estado de inmadurez, como los ejemplares adultos adquieren el parásito cuando pican y se alimentan de la sangre de personas o animales infectados. Entonces y con asombrosa rapidez, el protozoo tiende a multiplicarse en el tracto digestivo del insecto. Apenas concluye el proceso de ingerir su comida, la vinchuca defeca prácticamente encima de la herida que produjo la picadura.

El afectado siente una molestia natural en la zona de la lesión y se rasca, introduciendo las fecas infestadas de parásitos al torrente sanguíneo. Desde ese momento, la persona se ha convertido en una nueva víctima.

El mal de Chagas

En 1909, el investigador brasilero Carlos Chagas descubrió un parásito que denominó Tripanosoma Cruzi, en honor a su maestro, el médico Oswaldo Cruz, director de un instituto sanitario de Río de Janeiro. El mérito del hallazgo fue relacionar una extraña enfermedad que se desarrollaba en los seres humanos, con el protozoo detectado en el intestino y en las fecas de ciertos insectos. La investigación arrojó que el parásito era el mismo. Desde entonces, la enfermedad se pasó a llamar mal de Chagas.

Con el tiempo, pudo determinarse que en su desarrollo se pueden distinguir al menos tres fases: aguda, indeterminada o de latencia y crónica.

Una vez infectada la persona, la enfermedad comienza con un período de incubación que dura entre 4 y 12 días. Este estado da paso a una etapa aguda del mal, que se extiende por 30 o 90 días según las características de cada sujeto y que se presenta con un cuadro de alta parasitemia y fiebre, que suelen pasar inadvertidas por los afectados. Se calcula que sólo un 15% de los casos se diagnostica en esta fase, pues es habitual que sea muy poco sintomática.

La manifestación más usual de esta etapa es el llamado Signo de Romaña, llamado así en homenaje al médico argentino Cecilio Romaña quien descubrió el cuadro.

Involucra una inflamación en un solo ojo acompañada de una hinchazón en los párpados de consistencia firme y color violáceo, denominada edema palpebral, y una afectación de los ganglios regionales ubicados delante de la oreja. Además es común que la persona experimente un cuadro febril y un crecimiento del hígado y del bazo” La aparición del Signo de Romaña, que en ocasiones puede presentarse sin fiebre, es el signo clínico más clásico de la enfermedad en este periodo.

Lo ideal, es que en esta fase la persona consulte con un médico para un diagnóstico adecuado y un tratamiento oportuno, ya que después de un mes estos signos tienden a desaparecer de forma espontánea, dando lugar a la etapa Indeterminada o de Latencia. Por lo mismo, el diagnóstico se vuelve más complicado de realizar.

Como su nombre lo indica, esta etapa, que comienza entre 8 y 10 semanas después del ciclo Agudo, se caracteriza por la ausencia de síntomas en el individuo. El problema más grave, es que en este escenario el mal de Chagas puede prolongarse por varios años o persistir indefinidamente.

Para determinar si una persona se encuentra infectada, existen tres métodos. En primer lugar se puede realizar un xenodiagnóstico. Este examen es el más útil y efectivo en el diagnóstico del mal de Chagas. Se trata de criar vinchucas en un laboratorio. Luego estos insectos, que obviamente están libres del parásito, son colocados en el brazo del paciente sospechoso para que se alimenten. Con posterioridad, se analizan las fecas de la vinchuca para detectar la presencia de protozoos.

En segundo término, se puede realizar un examen de sangre de la persona. El fluido se estudia a través de un microscopio con el objeto de detectar la presencia o ausencia de parásitos. Finalmente, está la posibilidad de practicar pruebas inmunológicas, como la hemoaglutinación y la inmunofluorescencia que detectan existencia de anticuerpos.

En la etapa crónica de la enfermedad se realizan pruebas destinadas a medir la presencia de anticuerpos que puede tener una persona en el organismo y así determinar la aparición o no de la enfermedad.

Se sabe que el período crónico de la enfermedad, afecta al 30% de los casos y se puede presentar 20 ó 30 años después de que las personas han sido contagiadas. A veces llegan personas de 40 ó 50 años con problemas cardíacos, esofágicos o al colon, consistentes en daños atribuibles al mal de Chagas”.

Los síntomas más comunes de esta fase de la enfermedad son taquicardia, disnea, intensos dolores en la zona cardiaca y molestias en la región hepática. En este período, las personas recurren al médico por diversos síntomas que en un principio no tienen necesariamente relación con la enfermedad de Chagas.

Entonces el especialista, tomando en cuenta la historia clínica del paciente y su lugar de residencia, entre otros factores, puede sospechar del origen chagásico de la patología. Lamentablemente, cuando sucede esto ya es demasiado tarde. La enfermedad se hace evidente cuando sus secuelas son ya tangibles.

Las manifestaciones crónicas del mal de Chagas son bastante graves. Producen un daño estructural en determinados órganos que es irreversible. El punto más vulnerable es el corazón donde se producen cardiopatía dilatada y arritmia. El daño ocasionado puede ser tan importante, que con el tiempo se genera en el paciente una insuficiencia cardiaca, llegando incluso a la necesidad de un transplante de corazón. El aparato digestivo también es susceptible de sufrir alteraciones. Se produce una dilatación del esófago y del intestino grueso, lo que se conoce con los nombres de megaesófago y megacolon, respectivamente.

Estas consecuencias, aparte de su importancia médica, provocan un efecto social, pues además de incapacitar al individuo, generalmente en una edad productiva de su vida, con frecuencia lo conducen a la muerte. De hecho, se estima que el 5% de los afectados fallece. Además, la cardiopatía chagásica afecta a personas, que teniendo un organismo relativamente sano, presentan invalidez debido a la lesión en el corazón.

Tratamiento y pronóstico de un paciente con mal de Chagas

La enfermedad de Chagas sólo puede ser tratada efectivamente en su período agudo. Después de él no existe una terapia específica contra la enfermedad, sino que se tratan los síntomas. Por eso, la rapidez y la certeza del diagnóstico en esa etapa es un elemento clave en la mejoría del paciente.

Si se ha logrado detectar en una persona la enfermedad en su período agudo, se le somete a un tratamiento que consiste en la administración de dos medicamentos: Nifurtimox o Benznidazol. El procedimiento tiene un grado de eficacia de entre 70% y 90% en el tratamiento de los casos agudos. Sin embargo, no se ha podido comprobar su efectividad en pacientes que ya están en la etapa crónica de la enfermedad.

Cuando la persona se encuentra en esa fase, los médicos sólo pueden tratar las manifestaciones sintomáticas. Las secuelas estructurales en el corazón, el esófago y el colón no mejorarán, y la progresión de los daños ocasionados seguirá su curso. En el fondo, se trata de aminorar los síntomas determinados por dicha lesión, que persistirá durante toda la vida de la persona enferma.

El pronóstico para el paciente dependerá del grado de compromiso que tengan sus órganos, el tipo y la intensidad de las manifestaciones chagásicas presentadas. Además hay otros factores que pueden influir como la edad y el estado de nutrición.

Generalmente, el Mal de Chagas tiene un carácter más grave en los niños de corta edad, a los que puede ocasionar la muerte. Los individuos que poseen un sistema inmunológico deprimido también pueden presentar manifestaciones atípicas que involucran un pronóstico desfavorable, comenta la doctora Marcotti.

En cuanto a los problemas cardíacos derivados de un origen chagásico, la evolución del paciente es bastante variable y dependerá de factores como el grado de aumento del corazón, el tipo de trastorno del ritmo cardíaco y el grado de insuficiencia de la función cardíaca. La muerte puede producirse de manera súbita o bien luego de un período prolongado de deterioro, que conduce a una falla del corazón.

Califica este Artículo
4.09 / 5 (22 votos)

Categoría: Glosario Médico.




18 Responses to “La vinchuca y el mal de Chagas”

  1. yolanda Dice:

    hola la vinchuca es lo mismo que los chinches de cama o no tiene nada que ver


  2. Mari Dice:

    Hola mi pregunta es se puede trasmitir ami bebe que
    Le estoy dando pecho.
    Ami me pico una cosa como esa pero no me dio
    Comeson solo ardor será que me trasmitió el paracito estoy muy asustada de antemano muchas gracias


  3. Cielo Lujan Dice:

    Hola mi nombre es Cielo y tengo 14 años, donde yo vivo ahora son las 04:53 A.m, yo estaba en mi cama y sentís que algo caminaba sobre mi cabeza y tome al bicho con los dedos y lo apreté, después lo puse sobre una hoja de papel y busque información sobre la vinchuca y resulta que es el animal que mate, enseguida me lave la cabeza con jabón y me puse alcohol, tengo miedo a que me allá alcanzado a picar pero no siento nada, estaba viendo que si te pica enseguida te empieza a picar y te sale una roncha, eeso no me paso. El punto es que tengo mucho miedo porque tengo problemas cardiacos desde pequeña y tengo miedo que eso afecte, mañana voy a ir al hospital haber si alcanzo a picarme o no, ruego a dios que no me halla picado :,(.


  4. isa Dice:

    se conocen casos en que no les haya afectado el mal de chagas?


  5. Daniela Dice:

    Hola quisiera saber si al matar este bicho da mal olor por qué mate uno muy parecido y dio mal olor le alcance a tomar una foto por que benia en una ropa que recogí del cordel ya que me disponía a planchar en ese momento.


  6. andrea Dice:

    favor indicar si al detectar que alguna vez fui picada por una vinchuca, después es contagioso, que cuidados se deben tener con la familia.


  7. casimira rodriguez Dice:

    Hola gracias por la informacion, mi persona ya ice el tratamiento con Benznidazol hace un año atras, desde entonces mi mal estar general aumento, a estas alturas lo que preocura es que tengo mucho sueño, mucha molestia en los pies en las plantas. si me preocupa si es parte de la enfermedad estos sintomas, muchas gracias si tiene algun consejo.


  8. Oscar Villa Dice:

    Hola, tengo 64 años y el mal de chagas lo adquiri cuando era pequeño (8 años de edad aprox.) y ahora recien tengo algunos sintomas,pero del Corazon nada aun, ojala que siga asi. Lo que si tengo son llagas en la piel y sobre todo en partes dblandas,estas llagas aprietan el sector donde estan, es como si tubiera un anillo alrededor,te rascas y automaticamente te aprietan…


  9. andres gonzalez Dice:

    hola.

    mi nombre es andres y vivi cuando niño en arica, chile, donde me pico una vinchuca, y efectivamente se me inflamo mi ojo y se me incharon los parpados hasta el punto de no poder abrirlo,mas menos a la edad de 14 años y actualmente tengo 29 ¿ a que medico tendria que recurrir para tener un diagnostico sobre el mal de chagas?

    desde ya muchas gracias.


  10. FERNANDO Dice:

    Mi hijo vive en un lugar de campo Picarquin ahi hemos encontrado vinchucas, yo quiero saber si todas son pelogrosas o solo algunas y cual es la forma mas segura de tratarlas


  11. beluu barboza Dice:

    hola el mal del chaga contiga al bebe cuando esta enbarasada de 4 o 5 meses del hembarazo gracias cualquier informacion dejen un comentario


  12. ale Dice:

    gracias por la informacion tan completa,pero tengo una duda.quisiera saber si el mal de chaga es contaguioso, ya sea por transmicion sexual, resibir sangre de una persona infectada, osi se le puede transmitir la enfermedad al feto etc…gracias.


  13. katiusk Dice:

    hola me gustaria saber si el mal de chagas se contagia gracias


  14. zulema Dice:

    hola muy buena informacion ,pero quisiera saber si existe un tratamiento eficaz y a q lugar me debo dirigir gracias


  15. chagasica Dice:

    muy buena la informacion , me gustaria saber mas de esta enfermedad ya que yo la tengo y estoy sintiendo muchas molestias al lado izquierdo de mi pecho.


  16. JULI Dice:

    MUY BUENA LA INFORMACION ME AYUDO DE MUCHO
    PERO PARA LA PROXIMA POR FAVOR,,, PODRIAN PONER EN QUE ZONAS MAS FRECUCENTES SE PUEDE ENCONTRAR LA VINCHUCA Y COMO SE CONTAGIA LA ENFERMEDAD MAL DE CHAGAS
    GRACIAS …..


  17. DRW Dice:

    primero que nada agradecerles por la informacion, tengo una consultayo tengo chagas tengo años y estoy saliendo a trotar todos los dias 6 Km, me preocupa lo del corazon no se si seguir con esta rutina o si me hace mal, hasta el momento no he tenido ningun malestar ni arritmia, ni fatiga, por favor agradeceria alguna orientacion.

    gracias.


  18. lucas Dice:

    hola queria saber cual es el procedimiento a seguir en caso de encontrar vinchucas en mi casa desde ya muchas gracias


Deja un comentario