Nóbel de Medicina a creadores: Pasado y futuro de la resonancia magnética


El químico Paul Lauterbur y el físico Peter Mansfield fueron laureados este año con el Premio Nóbel de Medicina por sus hallazgos relacionados con la resonancia magnética (RM).

En la década de los 70s, el norteamericano Lauterbur descubrió que era posible obtener imágenes bidimensionales aplicando gradientes al campo magnético. El inglés Mansfield afinó esta información y mostró que las señales podían analizarse matemáticamente, traducirse y así visualizar la imagen.

De acuerdo al doctor Enrique Bosch, jefe del Departamento de Imágenes de Clínica Alemana, “éste es un reconocimiento, que uno podría definir como tardío, porque su aporte ocurrió hace mucho tiempo y anteriormente, ya otros cuatro científicos habían recibido igual distinción por sus contribuciones al desarrollo de la resonancia magnética. Es un reflejo del impacto que ha tenido esta técnica en los avances de la medicina. Ha contribuido a mucha gente mediante un diagnóstico precoz y más certero, lo que ha llevado a un tratamiento más efectivo y eficaz”.
Paul Lauterbur

Peter Mansfield

La resonancia magnética es la modalidad más nueva de los distintos métodos de imágenes utilizados para el diagnóstico de distintas enfermedades. Es inocua e indolora y permite obtener detalladas imágenes de tejidos y órganos. Esta técnica se aplica principalmente en el área de la neurología, aparato musculoesquelético, y órganos sólidos del abdomen y la pelvis, para detectar tumores, infecciones, daños congénitos, etc.

“La RM es una técnica, cuyas bases físicas son muy complejas. Consiste en la aplicación de un campo magnético potente al organismo. El cuerpo humano está constituido por 2/3 de agua. Este elemento se compone de hidrógeno, que es un protón (átomo con carga positiva), al aplicársele un campo magnético tiende a sincronizar su oscilación y al recibir ondas de radio, cambia el estado de energía. Al dejar de aplicar las ondas de radio, el hidrógeno vuelve a su estado normal y emite ondas de radio. Según la cantidad de protones, la onda será distinta. El computador es capaz de asignar un valor en la escala de grises a cada onda de radio y así se forma la imagen. Como el contenido de agua es variable en los distintos tejidos y órganos, cada parte es interpretada por el computador con un gris distinto”, explica el doctor Bosch.
MODALIDADES DE DIAGNÓSTICO POR IMÁGENES

Son muchas y a veces generan cierta confusión. El objetivo es establecer los diagnósticos en la forma más eficiente posible, lo que requiere conocer muy bien las ventajas y limitaciones de cada una. A continuación, están ordenadas de menor a mayor complejidad. Habitualmente se van usando progresivamente para precisar el diagnóstico.

– Radiología: Rayos X.
– Ecotomografía: Ultrasonido.
– Angiografía: Estudio de vasos sanguíneos con rayos X que requiere de la inyección de un medio de contraste.
– Medicina Nuclear: Se inyecta elemento radioactivo que se distribuye en el organismo y es captado en mayor cantidad por los órganos alterados.
– Escáner: Rayos X interpretados computacionalmente. Uso de medio de contraste según caso.
– Resonancia Magnética: Utiliza un campo magnético y ondas de radiofrecuencia.
– Rayos X intervencional: Procedimientos mínimamente invasivos que utilizan una o varias de las modalidades anteriores para guiar agujas o catéteres hacia una alteración o lesión, que requiera una biopsia, drenaje, angioplastía, etc.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario