Nueve mil chilenos mueren anualmente por causa del tabaco


El 31 de mayo al 6 de junio, Clínica Alemana realizará la campaña “Siete días sin fumar” como una forma de sumarse al Día Mundial sin Tabaco organizado por la OMS. La semana estará cargada de información y actividades destinadas a prevenir el tabaquismo y las enfermedades asociadas a esta droga.
En Chile hay más de seis millones de fumadores y anualmente mueren 9.000 personas por patologías causadas por el tabaco. Como una forma de sensibilizar a la población se utilizarán lienzos, afiches, pendones y dípticos con mensajes sobre el daño que provoca y los beneficios que se obtienen al dejarlo. Un grupo de jóvenes repartirá folletos con información y el personal de la Clínica que lo desee podrá adherir a esta campaña usando una chapita “Yo No Fumo”.

Además, los doctores Fernando Descalzi y Andreas Kullak realizarán una charla dirigida a todos los funcionarios el jueves 5 de mayo. “En ella se pretende mostrar de manera novedosa las diferentes estrategias utilizadas para inducir a iniciar y mantener esta adicción. Se explicará cómo hemos llegado a los niveles de consumo actuales, tanto en adultos, como en adolescentes”, afirma el doctor Kullak.

De acuerdo a este especialista, en la masificación del tabaquismo influyen muchos factores, entre ellos, la publicidad de los cigarrillos light, “que sólo tienen de 0,2 a 0,5 mg menos de nicotina y eso no provoca menos daño porque para satisfacer la necesidad de nicotina, la gente inspira más profundo, más veces y termina fumando más cigarrillos”.

El doctor Descalzi presentará el desarrollo del Programa de Tratamiento Integral A Todo Pulmón y los beneficios que entrega el tener apoyo de este tipo. Quienes no hayan tenido éxito en dejar este vicio y deseen ayuda profesional, pueden aprovechar el inicio de un nuevo A Todo Pulmón el 23 de junio.
Recompensas por dejar el Tabaco:

Al minuto 0:
Disminuye el aporte de contaminación al medio ambiente.
A los 20 minutos:
La presión arterial y el ritmo cardíaco tienden a normalizarse.

A las 8 horas:
La nicotina y el monóxido de carbono circulantes en la sangre disminuyen a la mitad.

A las 24 horas:
Ha desaparecido del organismo el monóxido de carbono producido por el humo del cigarrillo.

A las 48 horas:
Mejoran notablemente los sentidos del gusto y el olfato.

A los 3 días:
Hay una gran mejoría en la capacidad respiratoria.

De 2 a 12 semanas:
Hay sensación de bienestar general, por el mejor funcionamiento del sistema circulatorio y respiratorio.

A los 5 años:
La posibilidad de infarto al corazón es dos veces menor que la de un fumador. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón también disminuye.

A CORTO PLAZO:

Dolor de garganta y tos.
Resfríos frecuentes.
Disminuye el sentido del gusto.
Color amarillo en uñas y dientes.
El pelo y la ropa huelen mal.
Mal aspecto en general.

A LARGO PLAZO:

Infartos cardíacos y cerebrales.
Cáncer de pulmón, laringe, boca, labios, garganta, cuerdas vocales, esófago, páncreas, vejiga, etc.
Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
Úlcera péptica.
Arrugas prematuras en la piel.
Osteoporosis.

A FUMADORES PASIVOS:

Aumento de riesgo de cáncer de pulmón.
Aumento de riesgo de enfermedad cardíaca.
Mayor tasa de hijos fumadores.
Asma bronquial en los niños.
Enfermedades del oído medio e infecciones respiratorias en hijos de fumadores.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario