Para viajar sin enfermedades


Se aconseja seguir ciertas medidas higiénicas, utilizar repelentes, ingerir medicamentos preventivos para la malaria y vacunarse contra la hepatitis A, la fiebre amarilla y el tétano.
espués de planificar un viaje con mucho esfuerzo y dedicación, nada peor que encontrarse con un problema de salud que supera nuestros conocimientos y medios, especialmente cuando se está en el extranjero y no se maneja el idioma ni conoce los servicios médicos.

De acuerdo a la doctora Alejandra Marcotti, jefe de la Unidad de Infectología de Clínica Alemana y encargada del Programa Medicina del Viajero, al viajar a lugares con condiciones sanitarias peores que las de Chile o donde se encuentren mosquitos transmisores de enfermedades, hay que tomar precauciones previas.

“África, América Tropical y el Sudeste Asiático son las zonas para las que es más importante consultar sobre las medidas a tomar”, afirma la infectóloga. El Servicio de Medicina del Viajero de Clínica Alemana ofrece un análisis personalizado de los casos y la entrega de recomendaciones, como las vacunas, repelentes e indicaciones necesarias.
RECOMENDACIONES GENERALES

Preferir sólo las frutas y verduras que pueda pelar usted mismo y las comidas que se sirvan cocidas y calientes.

Evitar la leche y los productos lácteos no pasteurizados y todas las carnes crudas, ya sea de vacuno, pollo o pescado.

No consumir los alimentos que se venden??U en la calle.

Recordar que algunos pescados tropicales y del área del Océano Índico no son seguros de comer ni siquiera cocidos.

Prefiera agua mineral o bebidas en botella, cervezas o vinos embotellados y bebidas sin hielo.

Diarrea, hepatitis A, infecciones parasitarias, tétano, dengue, malaria, cólera, fiebre tifoidea y fiebre amarilla son las enfermedades que más comúnmente se relacionan con los viajes a estos lugares (Ver Enfermedades del Viajero).

Para evitarlas se aconseja seguir ciertas medidas higiénicas, utilizar repelentes, ingerir medicamentos preventivos para la malaria y vacunarse contra la hepatitis A, la fiebre amarilla y el tétano.

A pesar de que los países industrializados no son riesgosos porque su saneamiento es seguro, no hay que olvidar que las recomendaciones generales sobre higiene y alimentos son siempre útiles para evitar echar a perder el viaje.

Además es importante tomar precauciones para prevenir las comunes gastritis por exceso de alcohol y consumo de aliños a los que no se está acostumbrado.

La doctora Marcotti advierte que en Chile también hay peligros: “Si se aloja en el sur en lugares rurales y principalmente cuando se acampa, es importante tomar las medidas contra el hanta.

Al viajar a la Isla de Pascua es necesario utilizar repelentes con DEET para evitar la picadura del mosquito que transmite el dengue. Si en el norte se va a dormir en casas de adobe, es importante usar repelente contra la picadura de la vinchuca, mosquito que infecta con el mal de Chagas.”
Respecto de los repelentes, la especialista aclara los mitos: “Para la piel se debe usar los con DEET, que son los únicos que sirven contra los mosquitos -los que venden en las farmacias son sólo contra zancudos-. En los niños la concentración no puede ser superior a 10% y en los adultos a 35%.

Los repelentes con permetrina se utilizan para la ropa, saco de dormir, mosquiteros, cortinas y ropa de cama. No deben aplicarse sobre la piel. Lo ideal es utilizar ambos, excepto cuando se aloje en un lugar seguro”.

Siguiendo todas las recomendaciones detalladas, no se debieran manifestar problemas, pero siempre existe un riesgo, por eso la doctora Marcotti aconseja que si al volver del viaje se presenta fiebre -incluso tres a cuatro semanas después-, ronchas, nódulos o lesiones cutáneas que piquen, se debe consultar inmediatamente.

“La fiebre es signo de muchas enfermedades, por ejemplo, malaria, dengue, parásitos, fiebre amarilla e infecciones intestinales. Las lesiones en la piel se producen por picaduras de mosquitos y adquisición de parásitos”.
CONTRA LAS PICADURAS

– Usar pantalones y mangas largas al atardecer y amanecer si se va a estar en el exterior.

– Usar mosquitero en la pieza si no cuenta con malla protectora en las ventanas y el aire acondicionado.

– Realizar una protección adicional impregnando las mallas con ??Uel repelente adecuado.

– Aplicar repelente para mosquitos a la piel expuesta, especialmente puños y tobillos cada 4 horas.

– Rociar su ropa una vez por semana con un repelente que contenga permetrina.

– Usar colonias, after shave y perfumes, porque espantan a los mosquitos
DIARREA DEL VIAJERO Y HEPATITIS A: Estas infecciones, principalmente la diarrea del viajero, son el problema más frecuente en los viajes, pueden ocurrir en cualquier lugar, aumentando su incidencia en los lugares de malas condiciones higiénicas. La hepatitis A es una infección frecuente en viajeros y se puede prevenir con una vacuna. Tanto la diarrea como la hepatitis A se transmiten por el agua y los alimentos contaminados.
INFECCIONES PARASITARIAS: Las enfermedades parasitarias son muy comunes y se adquieren al comer alimentos o beber agua contaminada con un parásito o sus huevos. La mejor forma de evitarlas es cuidar la alimentación e higiene personal y no bañarse en ríos o lagunas en que se desconoce su grado de contaminación.
TÉTANO: Enfermedad grave producida por toxinas de una bacteria presente en la tierra y el ambiente, cuyo nombre es Clostridium tetanii, por lo que la manera más fácil de infección es a través de las heridas. La vacuna triple del Plan Nacional, que se administra en la infancia, otorga inmunidad durante aproximadamente 10 años. Luego de este tiempo, se recomienda la revacunación periódica.
DENGUE: Enfermedad viral transmitida por la picadura de mosquitos. En general, es de evolución benigna. Se manifiesta parecido a un cuadro gripal. No hay vacuna ni tiene tratamiento curativo, sólo se controlan los síntomas. La única forma de prevención es evitar las picaduras de mosquitos.
CHAGAS: Enfermedad transmitida por un insecto llamado vinchuca que se aloja en los lugares secos y cae de los techos a las camas. Puede no causar síntomas o provocar fiebre con aumento de volumen y enrojecimiento de un ojo. Si el tratamiento comienza en esta primera fase es eficaz, de otro modo, años más tarde, pueden aparecer problemas intestinales y cardiacos que incluso podrían llegar a una insuficiencia. No existe vacuna y sólo se previene evitando la picadura de la vinchuca.
MALARIA: Enfermedad parasitaria, transmitida por la picadura de un mosquito llamado Anopheles, que cuando tiene el parásito (Plasmodium) lo inyecta a la persona que pica. Los síntomas son similares a una gripe, con fiebre alta, calofríos y dolores musculares. Si hay sospecha de malaria se debe consultar a un médico de inmediato para confirmar el diagnóstico. No existe vacuna adecuada para la malaria y la protección consiste en evitar las picaduras y tomar la profilaxis farmacológica adecuada.
CÓLERA: Tipo de diarrea común en lugares con poca salubridad, sin embargo, el riesgo de adquirirlo al ser un visitante ocasional es muy bajo. No existe una vacuna efectiva contra el cólera. Sólo se deben extremar las precauciones con los alimentos y el agua.
FIEBRE TIFOIDEA: Enfermedad infectocontagiosa que se caracteriza por presentar un cuadro febril prolongado con compromiso variable del estado general. Existe una vacuna efectiva que se debe utilizar cuando se visita países de pobre saneamiento ambiental.
FIEBRE AMARILLA: Enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito de tipo Aedes que se encuentra principalmente en América Central y África. El cuadro clínico se caracteriza por fiebre, ictericia, dolores musculares y hemorragias, pudiendo en algunos casos llevar a la muerte. Se previene con la vacuna cuya duración es de 10 años y evitando las picaduras de mosquitos. El Vacunatorio Internacional del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, ubicado en Av. José Miguel Infante 551, es el único lugar en Santiago donde se administra la vacuna contra la Fiebre Amarilla;
( próximamente Clínica Alemana contará con esta vacuna) a su vez se obtiene la certificación correspondiente, la que es exigida para entrar a algunos países.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




2 Responses to “Para viajar sin enfermedades”

  1. Lily bahamondes Dice:

    Donde puedo comprar repelentes con deet al 30-50% ya que viajo al Amazonas Colombia y pastillas para la malaria , soy de Concepcion – Chile , por favor seria de gran ayuda, viajó el 5 de febrero 2016, gracias


  2. Malu Dice:

    Hola!

    Dónde puedo comprar un repelente DEET en Santiago? cuánto cuestan?

    Malu


Deja un comentario