Parche para el tratamiento del Alzheimer


Para evitar los efectos secundarios que causan los medicamentos actuales contra esta dura enfermedad, hoy la medicina moderna ofrece un nuevo enfoque terapéutico para su tratamiento.

A simple vista no es más que un parche, más representa una solución eficiente de gran beneficio a los pacientes de Alzheimer. Además, brinda una mejor calidad de vida tanto al enfermo como a sus familiares.

Está compuesto del fármaco rivastigmina, inhibidor de ciertas enzimas en el cerebro. Funciona retrasando la progresión de enfermedad en el paciente. El 73% de las personas con enfermedad de Alzheimer necesitan ayuda para gestionar y tomar sus medicamentos, por lo que el papel del cuidador es relevante en la eficacia del tratamiento. En un estudio 7 de cada 10 cuidadores prefirieron el parche frente a otras formas de tratamiento por ser sencillo de administrar, además que permite un control visual de que fue administrado. Hasta ahora existen medicamentos orales muy eficientes, más sus efectos colaterales a nivel gastrointestinal, son difíciles de soportar, por ello, este parche es gran avance debido a que el paciente logra la dosis óptima, sin sufrir tantos efectos secundarios.

Los parches en la medicina se usan en diversos tratamientos, tales como reemplazo hormonal y depresión entre otros. Existe ahora un parche pequeño, que reemplaza la dosis oral pues libera el medicamento de forma paulatina y prolongada; una absorción lenta y directa.

Puede colocarse a nivel lumbar, en el brazo o en la espalda. Se cambia una vez por día, es práctico y funcional. Si bien no hay cura para la enfermedad, el medicamento mejora la calidad de vida, el funcionamiento normal, la memoria y atención, y disminuye la tensión del cuidador.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja una respuesta