¿Por qué someterse a una cirugía de nariz?


Si hay un lugar en Chile donde la cirugía de nariz o rinoplastía, en términos científicos, es toda una especialidad, necesariamente la mirada debe apuntar a Clínica Alemana. La afirmación podría parecer majadera o antojadiza, sobre todo si se piensa que la recomendación viene de muy cerca. Pero nada podría estar más equivocado.

La cercanía no puede constituirse en un obstáculo para desconocer los méritos, el trabajo y especialmente, las cifras que posicionan a Clínica Alemana como un líder en este tipo de intervenciones. Basta considerar que alrededor del 25% del total de cirugías que se realizan en la institución, son otorrinolaringológicas. De ellas, la que ocupa el primer lugar es justamente la operación de nariz.

Si ello aún no es suficiente, puede afirmarse que Clínica Alemana tiene el Servicio de Urgencia con el mayor número de prestaciones en el sector privado. Quizás eso no dice mucho, pero si se considera además, que es el único centro asistencial conocido de América Latina que cuenta con otorrinolaringólogos las 24 horas del día, en forma permanente, el lector puede apreciar que la experiencia acumulada en el manejo de pacientes que presentan problemas relacionados con la nariz, como son los traumatismos, no es poca.

¿Por qué someterse a una cirugía de nariz? Cirugía Plástica

Uno de los profesionales que mejor representa este cúmulo de conocimientos es el doctor Renato Antonio Rebolledo. Este otorrinolaringólogo, de mirada cálida y trato afable, es responsable de una gran cantidad de estas cirugías: realiza mensualmente un promedio de 15 a 20 intervenciones y sólo en el mes de febrero, efectuó 22 operaciones en 28 días.

Entre camillas, enfermeras y una silla para exámenes especiales, elementos que componen el paisaje habitual que observa durante los turnos que cumple en el Servicio de Urgencias, el doctor Rebolledo inicia la conversación con una idea tan interesante como sorprendente. «Hay antecedentes de que las primeras cirugías de nariz se hicieron antes de Cristo. Sin embargo, sólo durante el siglo XX, se empieza considerar la importancia de esta especialidad dentro de la ciencia médica. Antes se consideraba a la nariz como un órgano menor en relación al resto del cuerpo».

¿Cómo ha cambiado esa percepción, considerando la gran cantidad de cirugías de nariz que se realizan en Chile?

Hoy en día, las cosas son distintas. Se considera que la nariz es el elemento más importante en la belleza del cuerpo, porque no se puede ocultar como una pierna, un seno o un brazo. Es en buenas cuentas, la estructura de presentación de una persona. Eso desde el punto de vista estético. En relación a la función de la nariz, esta absolutamente demostrado que sólo la inspiración nasal es fisiológica. Es decir, quien no respira por ella, como sucede con las personas que lo hacen a través de la boca, no tiene una respiración normal.

En ese sentido, la relevancia de la nariz no sólo se relaciona con un asunto estético

De ninguna manera. La nariz es el órgano encargado de humedecer y calentar el aire inspirado. Ambas funciones son la característica fundamental para un buen intercambio gaseoso. Por lo tanto, para que exista una adecuada respiración aeróbica, es necesario que la nariz funcione correctamente. En caso contrario, la persona puede experimentar varias situaciones que le impedirán llevar una vida normal. De hecho, las roncopatías y las apneas, tan en boga en la actualidad, tienen su principal causa en la obstrucción nasal.

Sin embargo, muchas personas se someten a una cirugía de nariz porque consideran que tienen un problema estético y no una dificultad de funcionamiento, ¿cuál es la explicación?

La nariz es tanto un órgano estético como funcional. Ambos elementos no pueden ser separados. Un buen ejemplo para graficarlo es el siguiente. La nariz es como una moneda: si la torcemos o le cambiamos la forma, se alteran ambos lados. Por lo mismo, al intervenir una nariz se producen cambios estructurales de estética y de función. A veces, no basta con que una nariz quede bonita después de una cirugía, porque en el afán de buscar la belleza, se pueden producir daños importantes, como desviaciones de tabique y sinequias o adherencias en las heridas intranasales, lo que termina con la obstrucción de la nariz. Entonces, la única solución es volver a operar.

¿Con qué especialista hay que consultar para una cirugía de nariz: un otorrinolaringólogo o un cirujano plástico?

Actualmente, se pretende que el especialista que opera un órgano no sea un carpintero o un mecánico que cambia una estructura por otra, sino que sea alguien que entienda de forma y funcionalidad. Ahora, los grandes maestros de la cirugía nasal son generalmente otorrinolaringólogos, especializados en rinología y con una apropiada formación en cirugía plástica facial. En todo caso, esto no quiere decir que un especialista plástico no pueda extender sus conocimientos hacia la rinología y también operar una nariz desde un punto de vista funcional, además del aspecto estético propio de su campo.

¿Es posible que ambos médicos realicen la intervención en conjunto?

Si, podrían hacerlo, pero se cae en un error, por lo que no estoy de acuerdo. Supongamos que una persona se somete a una operación de este tipo. El otorrino, que es el responsable de la parte funcional de la nariz, opera un tabique desviado o un cornete hipertrófico, que es una estructura interna del órgano, y deja la nariz en buenas condiciones de funcionamiento. Luego, un cirujano plástico, en el mismo acto quirúrgico, realiza modificaciones estructurales que pueden ocasionar un estrechamiento de la vía aérea no por un factor dependiente del tabique o del cornete ya operado, sino en el afán de cumplir con las expectativas estéticas del paciente. Esa persona quedará con problemas de respiración y pedirá explicaciones al otorrinolaringólogo, quien probablemente tendrá que volver a operar. Esto es fácil que ocurra, porque en este ejemplo de cirugía se utilizaron dos criterios de especialistas distintos.

Entonces, ¿qué es lo recomendable?

Mi concepto es muy similar al que se utiliza en los centros especializados en esta clase de intervenciones: la nariz debe ser operada por un cirujano experto en su estructura y en su funcionamiento, sea un otorrinolaringólogo o un plástico, pues ambos factores son importantes e influyen en el éxito de la operación. En el fondo, lo anterior indica que debemos tender a la excelencia en la atención a los pacientes. Eso sólo se logra si quienes realizan las labores médicas, son profesionales idóneos, con un adecuado grado de conocimientos y una amplia experiencia. Hay personas que creen que con asistir a un curso de rinoplastía estética, son capaces de realizar una operación en forma segura y eficiente. Eso para mí es una irresponsabilidad. La nariz es un órgano muy importante por su función estética y respiratoria, y así como no cualquiera puede operar un corazón, no cualquiera tiene la formación, la preparación y la práctica para realizar una cirugía de nariz.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




One Response to “¿Por qué someterse a una cirugía de nariz?”

  1. ana maria trujillo Dice:

    Necesito el correo o telefono del dr Renato Revolledo, para consultar por una rinoplastia


Deja un comentario