Principios Para La Seleccíon de la Aguja Quirúrgica LA CONSIDERACIÓN PRINCIPAL: MINIMIZAR EL TRAUMA


«Se debe plantear una suposición básica al considerar la aguja quirúrgica ideal para una determinada aplicación, y es que el tejido que se sutura debe alterarse lo menos posible con la aguja puesto que el único propósito de la aguja es introducir la sutura en el tejido para su aposición. «3
En tanto que no hay reglas estrictas ni rápidas que gobiernen la selección de la aguja, se deben tener en cuenta los siguientes principios. (Los tipos específicos de agujas mencionados aquí se describirán más en detalle en esta misma sección.)
1. Tomar en cuenta el tejido en que el cirujano introduce la aguja. En general, las agujas ahusadas son las más frecuentemente utilizadas para suturar tejidos fáciles de penetrar. Las agujas cortantes o TAPERCUT* se utilizan más a menudo para tejidos duros y difíciles de penetrar. Cuando se tiene duda entre una aguja ahusada o cortante, se debe escoger la ahusada para todo, excepto para suturar la piel.
2. Observar cuidadosamente la técnica del cirujano. Seleccione la longitud, diámetro y curvatura de la aguja de acuerdo con el sitio de la sutura.
3. Consultar frecuentemente con el cirujano. Si se trabaja con el mismo cirujano repetidamente se llega a familiarizar con su rutina personal. Sin embargo, inclusive el mismo cirujano puede necesitar cambiar el tipo o el calibre de la aguja para requerimientos específicos.
4. Cuando se utilizan agujas que tienen ojo, tratar de que coincida el diámetro de la aguja con el tamaño de la sutura. Las agujas ensambladas a la sutura o atraumáticas, en las que la aguja está integrada al hilo de sutura, eliminan esta preocupación.
5. La mejor regla general para la instrumentista es poner atención y permanecer alerta al progreso de la operación. La observación es la mejor guía para la selección de la aguja si el cirujano no tiene preferencias.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta