Qué es una maloclusión


Es la alteración de la mordida (oclusión) por mala posición de los dientes o de los huesos que soportan a los dientes (maxilares). Sus características son:
Dientes chuecos o mal alineados.
Falta de contacto de los dientes superiores con los inferiores, es decir, los dientes no se juntan.
Dientes superiores por detrás de los inferiores al juntarlos.
Alteración del rostro de frente y de perfil.
La maloclusión afecta al 65% de la población. A veces se hereda de los padres, pero la mayor ía de estas alteraciones se producen por factores que se pueden evitar:
Pérdida de espacio para los dientes definitivos, o sea, cuando no se cuidan los dientes de leche y hay caries extensas o se extraen prematuramente.
Por malos hábitos como chupar chupete, dedo o mamadera más allá de los dos años de edad.
La respiración por la boca puede deformar la cara, por eso cuide que su hijo siempre tenga las narices limpias.
Dificultad en la higiene bucal y mayor depósito de placa bacteriana causando caries y enfermedad a las enc ías.
Masticación deficiente, lo que puede afectar el buen aprovechamiento de los alimentos.
Transtornos emocionales debido a la alteración estética que ella produce.
Algunas maloclusiones se pueden evitar teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:
La lactancia materna en el recién nacido y hasta los 6 meses ayuda a un crecimiento armónico de la cara.
Los alimentos fibrosos y bien masticados son un buen est ímulo para tener dientes bien alineados. Es necesario que el niño aprenda a masticar bien apenas tenga sus dientes en la boca.
Hay que mantener los dientes de leche sanos, para guardar el espacio para los dientes definitivos y as í evitar que salgan amontonados.
Eliminando los malos hábitos. (chupar dedos, chupetes y mamaderas más allá de los 2 años).
Realizar controles con el dentista dos veces al año.
Tratamiento de las maloclusiones.
En niños de 3 a 6 años hay pequeñas alteraciones que se pueden corregir rápidamente con ejercicios y maniobras sencillas realizadas por el dentista.
En niños mayores es necesario realizar tratamiento de ortodoncia correctiva (frenillos) en base a aparatos fijos o removibles. En adultos también se pueden tratar las maloclusiones.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario