Síndrome de apnea central


Las apneas centrales pueden aparecer en escasa cuantia en al inicio del
sueño, lo que se considera como un hallazgo fisiológico normal. También
se pueden encontrar asociadas al SAOS, aunque siempre en un pequeñonúmero. Sin embargo, cuando las apneas centrales se presentan como fenómeno aislado y en número significativo, pueden ocasionar una condición clínica con síntomas parecidos al SAOS (sueño ineficaz, somnolencia diurna, trastornos de la personalidad, etc.), y se habla entonces de síndrome de apnea central.
Las apneas centrales se producen por una ausencia o bien por una inestabilidad del impulso ventilatorio (tabla 5.VII). La ausencia del impulso ventilatorio puede ser congénita (síndrome de Ondina) o adquirida. Esta última se subdivide en entidades que ocasiona daño directo en el centro respiratorio (accidente vascular cerebral, infecciones, tumores) y aquéllas que cursan con una disfunción del estímulo respiratorio como la que se observa en las enfermedades neuromusculares. La inestabilidad del impulso ventilatorio se produce por una alteración en la sensibilidad del centro respiratorio a la PaCO2. Por ejemplo, al inicio del sueño y de manera fisiológica el centro respiratorio no responde a la misma PaCO2 que controla la ventilación durante la vigilia, este fenómeno es la causa de la ausencia de estimulación del centro respiratorio, ocasionando apneas centrales, que se repiten hasta que la PaCO2 no alcanza el nivel crítico. Este mecanismo que al inicio del sueño es normal, es el responsable de la respiración de Cheynes-Stokes que aparece en los pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, y de las apneas centrales que se observan en la hipocapnia inducida por hiperventilación, en la hipoxia (en grandes alturas, enfermedades pulmonares), y en enfermedades del sistema nervioso central.
El diagnóstico del síndrome de apnea central precisa de la realización de una polisomnografia nocturna en la que se aprecian apneas recurrentes sin esfuerzo respiratorio. En los pacientes que presentan una ausencia del estímulo ventilatorio, tanto si es congénita como adquirida, además de la presencia de apneas centrales, observamos también la existencia de un sindrome de hipoventilación alveolar crónica que se acentúa durante el sueño. En cambio los enfermos que tienen inestabilidad del estimulo ventilatorio suelen mostrar hipocapnia.
El tratamiento de los pacientes con ausencia de estimulo ventilatorio consiste en la utilización de la ventilación mecánica no invasiva durante el periodo de sueño. Los enfermos con inestabilidad del estimulo ventilatorio plantean más problemas terapéuticos. En la hipoxia de las grandes alturas se ha utilizado la acetazolamida (un inhibidor de la anhidrasa carbónica) que produce acidosis metabólica y contrarresta la alcalosis producida por la hipocapnia, lo que permite una ventilación más eficaz. En la respiración de Cheynes-Stokes de la insuficiencia cardiaca se ha empleado la acetazolamida y la oxigenoterapia, aunque estos pacientes parecen responder mejor a la CPAP nocturna.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta