Sintomatología Fracturas y luxofracturas del tobillo


Dolor espontáneo, generalmente intenso; se exacerba con los movimientos o tentativas de caminar. Es preciso e intenso a la presión del sitio de la lesión.
. Aumento de volumen, rápido en aparecer y progresivo.
. Equímosis tardías, submaleolares y que a veces descienden a lo largo de los bordes externo o interno del pie.
. Impotencia funcional.
Importante es cómo el simple esguince, arrancamiento del vértice de un maleolo, la fractura uni o bimaleolar y aun la subluxación
del tobillo, pueden presentar una sintomatología enteramente similar.
«Nunca está más expuesta la reputación de un traumatólogo, que cuando pretende hacer un diagnóstico seguro, basándose sólo en hechos clínicos» (Watson Jones).
La experiencia enseña que en ello hay una gran verdad. Por ello la radiografía es indispensable y obligatoria.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja una respuesta