Tengo un familiar anorexico


No teníamos ningún problema, y de pronto ¡surgió la enfermedad! Somos una familia normal, ¿por qué a nosotros?
Estas son frases habituales en familias donde hay un trastorno alimentario. No saben porqué se ha originado.
Por tanto, tienen gran interés en conocer las causas por las que ha surgido la enfermedad. Les persigue un pensamiento agobiante, en muchos de los casos, al pensar que algo tuvieron que hacer mal en el proceso de educar a los hijos y en su conducta alimentaria, que explique esta enfermedad.

Está claro que los hijos duelen, y que la familia tiene como conducta frecuente, ponerse bajo los focos para culparse de los problemas de sus hijos. Y como la culpa deambula libremente por el mundo…
La familia generalmente hace todo lo que consideran mejor para que sus hijos crezcan sanos y felices, en ese proceso pueden cometer errores, como cualquiera, pero no es suficiente para que se genere un trastorno alimentario.

Si bien es cierto que hay ciertos comportamientos familiares que pueden influir a la hora de que se origine un trastorno alimentario: preocupación excesiva por la imagen y las dietas, conductas sobreprotectoras que dificultan el desarrollo, comentarios críticos sobre el cuerpo o el peso.
Yo le digo a veces a las familias que tienen un hijo con un trastorno alimentario, que la familia puede hacer todo mal, y que su hijo no caiga en un trastorno alimentario, porque no es una relación de causa-efecto. Tiene que haber una predisposición individual, hay una influencia social importante.
De todos modos, es trabajo del profesional desculpabilizar a la familia, para enfrentarse al problema con responsabilidad y evitar ser una influencia negativa en el momento actual.

Por ello, un adecuado comportamiento familiar requiere que los padres mantengan una postura de tranquilidad, ser firmes en las decisiones, constantes, pacientes y coordinarse con toda la familia y el equipo de profesionales.
De este modo lograremos que la familia sea una influencia positiva que ayude a su familiar enfermo en el proceso de recuperación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja una respuesta