Tratamiento quirúrgico de Neumotórax


Las técnicas quirúrgicas que han fundamentado el tratamiento clásico del neumotórax espontáneo primario son la extirpación de los blebs y la inducción de adherencias pleuropulmonares que creen una sínfisis pleural a fin de evitar o reducir al máximo la presencia de futuros episodios de neumotórax.
La resección de los blebs se efectúa a través de una segmentectomía atípica de la zona pulmonar donde se hallan. Hoy en día se realiza por la mayoría de cirujanos con grapadoras mecánicas, si bien hay autores que se inclinan por otras opciones como la sutura manual, el láser de neodimio o ligaduras. La mayoría de trabajos, no obstante, son partidarios de la utilización de las suturas mecánicas a través de cirugía videotoracoscópica.
La creación de adherencias pleurales que prevengan la recidiva se realiza por la mayoría de autores a través de abrasión pleural mecánica frotando manualmente la pleura parietal e incluso la visceral con una gasa seca u otro tipo de agente físico que produzca una sufusión hemorrágica pleural y el consiguiente proceso inflamatorio que cree las adherencias deseadas. También puede inducirse una pleurodesis química con talco, tetraciclinas o las otras alternativas descritas.
La pleurectomía parietal permite unas intensas adherencias quedando el pulmón fijado a la fascia endotorácica. Ello impide casi definitivamente las recidivas postoperatorias, con una incidencia de alrededor del 0,5%. Actualmente se utiliza poco porque, tanto las posibles complicaciones postoperatorias, como la excesiva pleurodesis, limitan su uso. Hay autores que la siguen recomendando y la realizan a través de cirugía videotoracoscópica.
La intervención quirúrgica para llevar a cabo la técnica descrita anteriormente de resección de bullas y abrasión pleural admite varias posibilidades. La cirugía videotoracoscópica, derivada de la toracoscopia clásica, utiliza la técnica toracoscópica combinándola con la tecnología de video y al diseño endoscópico de pinzas, disectores, tijeras y endograpadorascortadoras. Se realizan tres puertas de entrada, de unos 2 cm. cada una, para introducir el material. La descripción de la cirugía videotoracoscópica se efectuó en 1990 y, desde entonces, su utilización se ha ido expandiendo hasta la actualidad. Hay una gran cantidad de trabajos que suelen valorarla positivamente con un índice de recidivas postoperatorias que no supera el 7%. Se le han atribuido ventajas como una menor estancia hospitalaria, menor dolor torácico y menor morbilidad postoperatoria. Existen estudios comparativos con la toracotomía axilar que han descrito estas ventajas e incluso un menor coste. Algunos autores la han considerado como primera opción frente al tratamiento conservador y se ha descrito la intervención simultánea de ambos hemitórax. Se han cuestionado, no obstante, estas ventajas sobre la toracotomía axilar y estos posibles mejores resultados de la cirugía videotoracoscópica han sido puestos en duda en algunos artículos que abogan por la realización de nuevos estudios comparativos entre ambas técnicas que puedan aclarar las dudas que plantean en la actualidad.
La toracotomía axilar ha sido la vía de acceso clásica para el tratamiento quirúrgico del neumotórax espontáneo primario. La intervención se lleva a cabo a través de una incisión amiotómica en la axila. Sus resultados han sido excelentes y el índice de recurrencias postquirúrgicas no sobrepasa el 1%. Las complicaciones han sido mínimas y la mortalidad nula. Algunos autores la siguen aconsejando en la actualidad. La toracotomía posterolateral tiene escasa aplicación y se halla poco descrita para el tratamiento quirúrgico del neumotórax espontáneo primario. Puede estar indicada en casos de complicaciones como fístulas broncopleurales postoperatorias de magnitud importante, hemotórax postquirúrgicos o hemoneumotórax espontáneos. Otro tipo de incisión descrita ha sido la esternotomía media que permite el acceso sincrónico a las dos cavidades pleurales. Tiene escasa incidencia en la actualidad a pesar de haber demostrado unos buenos resultados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta