Viajeros: Cuidado con enfermedades típicas de playas tropicales


Las vacaciones suelen ser uno de los momentos más placenteros del año: sol, mar y arenas paradisíacas parecen conjugarse para hacer nuestra estadía en el trópico lo más agradable posible.

El problema ocurre cuando uno se enfrenta con enfermedades típicas de la zona y que afectan, casi premeditadamente, a los turistas que descuidan ciertas precauciones mínimas.

Según detalla la doctora Tatiana Riveros, dermatóloga de Clínica Alemana, hay enfermedades que son comunes en los viajeros ocasionales. Además de las reacciones prolongadas a picaduras de diferentes insectos, existen otro tipo de afecciones, que se pueden dividir en las que se contagian en la arena y las que son frecuentes en bañistas.

Enfermedades en lugares con arena
-La larva migrans cutánea es una enfermedad causada por la larva de un tipo de gusano, la que es eliminada en las deposiciones de un animal infectado (perros o gatos). Cuando las personas se sientan sin esterillas o caminan descalzas sobre la arena en lugares sombreados, esta larva entra y hace un camino en el espesor de la piel, lo que produce alergia.

-La miasis es provocada por varios tipos de moscas y se refiere a la infestación por larvas de estos insectos, los que crecen dentro de la piel luego de una picadura.

Una de ellas es la Dermatobia hominis, que pica y deja adentro su huevo, el que se desarrolla en la piel y produce un nódulo rojo y caliente que duele, produce prurito y la sensación de que algo se mueve adentro. “Al mirarlo se ve un orificio del que sale una burbuja, que es por donde respira. Cuando ya es mosca sale volando y la protuberancia se deshace”, afirma la dermatóloga.
En ambas situaciones es recomendable que la persona asista a un servicio médico para que le saquen el insecto.

Enfermedades en lugares con agua
-La más común es la alergia del bañista, más conocida como dermatitis del traje de baño, que se produce por larvas de parásitos (cercariae) que se encuentran flotando, generalmente, en agua estancada o lagos bajos, y que pueden quedar adheridas a la fibra del traje de baño.

También se puede producir en el mar por algas o plancton microscópico. “Cuando la persona sale del agua, se encuentra con esta irritación en toda la zona donde está la fibra”, asegura la doctora Riveros. La piel se torna roja, pica, arde, salen granos y sarpullido.

-Otra enfermedad que da a los bañistas es la producida por los Jelly fish o aguas malas, como le llaman en Centroamérica. Es causada por seres vivos similares a las medusas, las que golpean la piel y pican en las zonas descubiertas del traje de baño. El área se enrojece, se siente comezón y se ven especies de latigazos que, posteriormente, se empiezan a pigmentar con el sol.

La doctora Riveros advierte que “si van a ir a la selva o van a hacer una excursión por un tiempo más prolongado que 15 días en algún lugar de Centroamérica, es importante que se informen sobre las plagas de las que deben protegerse y cómo hacerlo”.

Califica este Artículo
2 / 5 (3 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario