¿QUÉ HACER EN CASO DE ASFIXIA POR INMERSIÓN?


– Retire al niño del agua e inicie de inmediato la respiración boca a boca. Deben ser dos respiraciones lentas de 1 a 1,5 segundos de duración. En niños menores a un año, usar frecuencias de 20 por minuto y para los mayores, de 15.

– Luego vea si tiene pulso. Si no lo hay debe hacer masajes cardíacos, los que consisten en comprimir, continua y rítmicamente el tórax, para impulsar la sangre hacia los órganos.

– No se dé por vencido muy pronto, la recuperación de la respiración y latido cardíaco puede requerir varios minutos de reanimación.

– No intente otras maniobras como extraer agua de los pulmones o estómago.

– La reanimación cardiopulmonar a Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) debe hacerla quien mejor la domine, pero “es preferible una reanimación mal hecha, que ninguna”.

– Traslade de inmediato al niño a un Servicio de Urgencia. Mantenga las maniobras de reanimación hasta entregar el niño al médico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario