¿Qué son los alimentos trans?


En la actualidad, cada vez salen al mercado más alimentos con la etiqueta “libre de trans”. Sin embargo, la mayoría de los consumidores no sabe exactamente qué significa este concepto y mucho menos qué peligros encierra.

La doctora Karen Salvo, nutrióloga de Clínica Alemana, explica que “los ácidos grasos trans son los que se originan en el proceso de solidificación de los aceites vegetales a través de un proceso químico llamado hidrogenación, el cual provoca que el producto se mantenga sólido a temperatura ambiente. Esta hidrogenación cambia el valor nutricional de los aceites”.

Asimismo, la especialista sostiene que los alimentos trans se encuentran en las margarinas, galletas, snacks, alimentos fritos, pastelería y otros alimentos procesados hechos con aceites parcialmente hidrogenados. Asimismo algunas grasas trans pueden encontrarse de manera natural en pequeñas cantidades en carnes y lácteos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de lanzar una recomendación a los gobiernos de todo el mundo para que eliminen o reduzcan la cantidad de grasas vegetales parcialmente hidrogenadas. Esta iniciativa, que forma parte de una acción para las normas alimentarias del Codex Alimentarius, es una respuesta a las evidencias que en los últimos años relacionan este tipo de grasas con efectos nocivos sobre la salud. Ahora, gobiernos y, sobre todo, industria alimentaria, en concreto la estadounidense, han empezado a tomar medidas para erradicar este compuesto de productos como margarinas.

¿Cuáles son los efectos de estos alimentos en la salud?
Se presume que respecto del perfil lipídico los trans aumentan el colesterol total y el LDL (o colesterol malo) y disminuyen el colesterol bueno o HDL.
Asimismo, parecen fomentar la formación de trombos, los que tienen una alta correlación con la enfermedad cardiovascular. Los trans favorecen el aumento de los principales factores de riesgo vinculados con enfermedad cardiaca coronaria.

Existen datos que demuestran que el consumo de trans a largo plazo, se correlaciona con una mayor incidencia de infarto al miocardio y cardiopatía isquémica.

Se ha observado que los trans favorecen desórdenes metabólicos tales como una actividad anormal de la hormona insulina (principal reguladora de varios procesos en el organismo), lo cual se denomina “resistencia a la insulina” y es la base de diferentes enfermedades como la diabetes tipo 2.

También el consumo de ácidos grasos trans disminuye la respuesta inmune del organismo.

Por estas razones, la doctora Karen Salvo recomienda revisar las tablas de Información Nutricional (Nutrition Facts panel, NFP) en los alimentos y compararlos, ya que productos similares pueden variar demasiado en cuanto a contenido calórico, tamaño de ración y número de éstas en el paquete.
¿Cómo contrarrestar los efectos de los alimentos trans?

– Disminuir el consumo de este tipo de grasas.
– Mantener la alimentación equilibrada, que permita tener un peso normal, en conjunto con un plan de actividad física.
– Preferir el consumo de pescados, frutos secos, aceite de oliva, palta y aceitunas

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario