A vacunarse contra el neumococo


Se sabe que las enfermedades originadas por el Streptococcus pneumoniae, más conocido como neumococo, son una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo. De hecho, esta bacteria es responsable de un millón de muertes de niños menores de cinco años anualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Streptococcus pneumoniae es parte de la flora bacteriana de la garganta y nariz de las personas. El problema es cuando migra hacia otras áreas, debido a una alteración en las barreras naturales de defensa del organismo.

El doctor Luis Thompson, jefe de Infectología de Clínica Alemana, explica que esto suele ser motivado por un proceso infeccioso -como un resfriado común u otro cuadro viral- que origina una inflamación local, altera los cilios de las células del aparato respiratorio (especie de vellos en la superficie de las células) y aumenta las mucosidades, es decir, origina las condiciones propicias para que el neumococo que se encuentra en las mucosas llegue hasta otras zonas.

Cuando la bacteria afecta a las cavidades paranasales, produce sinusitis, y si llega hasta el oído medio, causa otitis media aguda, que es una de las manifestaciones más comunes, sobre todo en los menores que asisten a salas cunas o jardines infantiles, ya que este germen se transmite fácilmente a través de estornudos, tos, besos o contacto personal.

En casos extremos, esta bacteria también puede originar cuadros muy graves. Por ejemplo, cuando afecta al pulmón origina neumonía y si llega al torrente sanguíneo causa bacteriemia, con lo que la infección se disemina por el organismo. Además, es la primera causa de meningitis en Chile, enfermedad con una elevada mortalidad y secuelas.

Además de los niños, los adultos mayores también son especialmente vulnerables a desarrollar enfermedades neumocócicas. También son más propensos los fumadores -ya que el cigarrillo altera las barreras de protección- y las personas con enfermedades crónicas como insuficiencia cardiaca congestiva, cirrosis hepática e insuficiencia renal, entre otras.
La mejor forma de prevenir: vacunarse
Para prevenir se utilizan vacunas contra el neumococo. Si bien en Chile, su uso ha sido discutido, ya que la fórmula utilizada no contiene los serotipos o cepas más prevalentes en el país, continúa siendo la mejor forma de protección que existe actualmente.

“El problema es que se trata de cepas ideadas para el hemisferio norte del planeta, que no siempre son las mismas que tenemos en Chile. Sin embargo, hay muchas en común, por lo que en el país se logra entre un 60-70% de protección contra esta bacteria”, explica el doctor Thompson.

Existen dos tipos de vacunas, ambas disponibles en Clínica Alemana. La Prevenar, vacuna conjugada heptavalente (contra 7 cepas), que se utiliza en lactantes desde los 2 meses de edad hasta los 2 años; y la Pneumo-23 (contra 23 cepas), que protege a los mayores de dos años. La vacuna conjugada está especialmente diseñada para niños menores de 2 años, ya que la pneumo-23, que protege contra una mayor número de tipos o cepas, no produce una respuesta inmunológica adecuada en lactantes.

Para lograr una protección completa contra esta bacteria, los especialistas chilenos están a la espera de una vacuna que incluya los serotipos 1, 3 y 5, los más frecuentes en el territorio.

La prevención cobra cada vez más importancia, ya que los tratamientos tradicionales para estas infecciones como la penicilina- están siendo menos efectivos. En los últimos años se ha observado un alarmante incremento de las resistencias del neumococo a este antibiótico y a otros, por lo que en ocasiones se ha vuelto necesario recurrir a tratamientos alternativos más costosos y a prolongadas hospitalizaciones.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




One Response to “A vacunarse contra el neumococo”

  1. Ernesto Dice:

    Interesante este artículo sobre el neumococo, lo que no entiendo es porqué eliminan la vacuna gratuita en algunas zonas con lo peligroso qué es


Deja un comentario