Andropausia: Enfrentando el envejecimiento masculino


Deterioro óseo, disminución del deseo sexual, pérdida de masa muscular y angustia son algunos de los cambios físicos y psicológicos que experimentan algunos hombres cuando se acerca la sexta década de vida.

A este fenómeno fisiológico se le ha denominado andropausia, nombre que surge como una forma de establecer una analogía con la menopausia en la mujer. Sin embargo, la verdad es que este proceso difiere del femenino en muchos aspectos.

El doctor Juan Miguel Ilzauspe, endocrinólogo de Clínica Alemana, explica que el término andropausia se creó intentando asimilar el fenómeno masculino al femenino y eso no es correcto, porque a diferencia de lo que sucede con la mujer, en el hombre no se produce una interrupción completa de la función gonadal (testicular). “Los varones universalmente presentan una disminución paulatina de la producción de testosterona por el testículo a partir de los 30 años, pero no ocurre un cese permanente, es por eso que un hombre podría eventualmente reproducirse a los 70 u 80 años”, sostiene.
Charla “Andropausia Hoy”

El 16 de octubre, a las 19:00 horas, se realizará la charla gratuita “Andropausia Hoy”. La dictará el doctor Pablo Bernier, jefe del Servicio de Urología de Clínica Alemana.
Lugar: Auditorio Dr. Federico Haecker.

Inscríbase sin costo en el Centro de Extensión, teléfono 210 1365.

El especialista agrega que este proceso, presente en la gran mayoría de los varones sobre 60 años, es clínicamente evidente en apenas el 25%. Las manifestaciones se observan básicamente en tres esferas de la vida. Una de ellas es el ámbito sexual, ya que disminuye la líbido, la capacidad de erección y la posibilidad de llevar a cabo un coito en forma adecuada.

Otra área importante es la composición corporal, dado que disminuye la masa muscular, aumenta la grasa corporal y puede asociarse a una disminución en la mineralizacion ósea con el correspondiente mayor riesgo de fractura.
Una tercera esfera es la relacionada con alteraciones del comportamiento, dado que el hombre comienza a experimentar variaciones en su habilidad para manejar las emociones, y sus estados de ánimo suelen fluctuar entre la irritación, la tristeza y el desánimo, con mucha rapidez. “Si bien esto puede tener relación directa con la merma de las capacidades sexuales y corporales en general, también parece asociarse a un deterioro de la función cerebral como pérdida de memoria y concentración”, afirma el endocrinólogo.

Todos estos cambios -físicos y psicológicos- se atribuyen a la disminución de los niveles de la hormona masculina (testosterona), producto del envejecimiento. Sin embargo, existen otros factores que podrían precipitar el inicio de este cuadro clínico, como aspectos hereditarios, estrés, déficit de otras hormonas, obesidad, enfermedades cardiovasculares, exceso de alcohol y tabaco, y diabetes, entre otros.

¿Cuándo se requiere terapia de reemplazo hormonal?
Así como la terapia de reemplazo hormonal está ampliamente extendida en las mujeres durante la menopausia, en los últimos años se ha debatido también sobre los beneficios y riesgos de ofrecer esta alternativa a los hombres para aliviar los síntomas relacionados con este proceso de envejecimiento. Sin embargo, hasta el momento no existe evidencia clara que demuestre la efectividad de este tratamiento y tampoco sus riesgos.

El doctor Glenn Cunningham, endocrinólogo del Hospital St. Luke’s Episcopal (Houston), se refirió a este tema en la conferencia que ofreció en el curso internacional de Urología “Andropausia: Mitos y Realidades”, organizado por Clínica Alemana en septiembre.

Según el especialista, “en el caso de las mujeres, la menopausia es relativamente abrupta y ocurre a una edad determinada. Sin embargo, en los hombres el declive es gradual, se expresa durante décadas y no es completo, ya que usualmente sólo se pierde parcialmente la hormona”.
Es por eso, aclara el doctor Ilzauspe, que es tan importante realizar una adecuada evaluación previa para determinar quiénes son candidatos a este tratamiento. Primero hay que definir si están presentes el conjunto de síntomas y signos que sugieren la falta de testosterona. Luego, confirmarlo midiendo los niveles de esa hormona mediante un examen de sangre. Si se comprueba que efectivamente están disminuidos, se ofrece al paciente la terapia de reemplazo hormonal en gel o inyectable, estableciendo previamente que no haya riesgos en el uso de esta terapia.

Cuando se decide otorgar terapia de reemplazo hormonal, es fundamental la permanente evaluación del tratamiento, de manera de estar atentos tanto a los efectos beneficiosos como a los secundarios.

“Si los resultados son beneficiosos para la salud, se logra identificar un potencial incremento en la masa muscular corporal y una disminución de la masa grasa. Asimismo, hay un aumento en densidad mineral del hueso y es posible que exista una reducción en riesgo de fracturas, además de un aumento en el deseo sexual y la función eréctil, y una mejora en el ánimo”, sostiene el doctor Cunningham.

Sin embargo, ambos especialistas, son enfáticos en recalcar que aún no existen evidencias clínicas contundentes que permitan asegurar el beneficio de esta terapia, por lo que se debe ser cauteloso en su indicación. “En Chile, el reconocimiento de la andropausia y su eventual terapia, son relativamente nuevos. De hecho, Clínica Alemana es uno de los pocos centros con protocolos de estudio y tratamientos específicos sobre este tema”, concluye el doctor Ilzauspe.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




One Response to “Andropausia: Enfrentando el envejecimiento masculino”

  1. erika Dice:

    Quisiera hacer la sig pregunta,tengo un hijo de 30 años que nacio con un problema en sus genitales,su genital es un punto eso le a traido un sin de complejos,puede someterse a una cirujia.


Deja un comentario