Angioplastía: Procedimiento mínimamente invasivo para restaurar el flujo arterial


Cada año, las enfermedades del sistema circulatorio provocan la muerte de casi 12.000 chilenos. La mayor incidencia en este grupo lo constituye la enfermedad coronaria, producto en gran medida de una alimentación desequilibrada y un estilo de vida sedentario.

Esta patología se produce debido a la obstrucción de las arterias con depósitos de grasa y colesterol, lo que causa una inflamación secundaria que origina la placa que termina obstruyendo el vaso arterial, afección que se denomina ateroesclerosis.

Uno de los principales tratamientos para estas obstrucciones es la angioplastía, procedimiento que consiste en dilatar las estrecheces o estenosis de las arterias coronarias que impiden el normal flujo de la sangre, mediante la introducción de un catéter que tiene un balón en la punta y que se infla en el sitio afectado.

La acción mecánica produce que la lesión responsable se aplane contra la pared de la arteria, lo que permite que se restablezca la circulación sanguínea. Esta maniobra suele complementarse con la colocación de una malla de acero circular (stent) que ayuda a evitar el colapso posterior de las paredes del vaso.

El doctor Polentzi Uriarte, cardiólogo de Clínica Alemana, explica que la angioplastía es realizada en los pacientes con estenosis o estrecheces severas de las arterias coronarias, las que originan cuadros crónicos, como la angina de esfuerzo crónica, y cuadros coronarios agudos, del tipo angina inestable o infarto agudo al miocárdico.
“Es el procedimiento terapéutico que más ha aumentado en la práctica cardiológica, creciendo exponencialmente año a año. En 2003 se realizaron 900 mil angioplastías sólo en Estados Unidos, y se estima que, dados los avances tecnológicos que aseguran mejores resultados y mayor seguridad, estos números crecerán”.

En Clínica Alemana, se realizan entre 15 y 20 intervenciones de este tipo al mes, lo que corresponde aproximadamente al 40% de los procedimientos que efectúa el Laboratorio de Hemodinamia.

¿Cómo se realiza?
Antes de efectuar la angioplastía, se identifica la zona obstruida mediante una coronariografía, examen radiográfico efectuado por cardiólogos que tiene por finalidad el estudio de las arterias coronarias y sus posibles obstrucciones al flujo sanguíneo, mediante el uso de medio de contraste y la filmación del procedimiento

Al igual que la coronariografía, la angioplastía se efectúa por punción de las arterias femorales (en la ingle) o radial (muñeca), con una incisión sobre la piel que no tiene más de uno a dos milímetros.

En general, se trata de un procedimiento indoloro, salvo por la punción de la piel para anestesiar la zona que se intervendrá. También puede reproducirse momentáneamente el dolor torácico o angina cuando se infla el balón para tratar la estrechez, instante en que el flujo sanguíneo se detiene, pero esto raramente se prolonga por más de 20 o 30 segundos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario