Boca seca: Deterioro progresivo de los dientes


Una de las mayores molestias que se pueden sentir, es tener la boca seca. Sobre todo si se considera que producto de esta condición se pueden tener dificultades para comer o hablar. Pero hoy existen efectivos tratamientos para atenuar esta condición.

El odontólogo de Clínica Alemana Iván Urzua, explica que la disminución del flujo salival es uno de los principales factores que inciden en la producción de caries. Asimismo, las mucosas y las encías se pueden secar e irritar por la ausencia de este líquido.

Este mayor riesgo cariogénico se debe a que producto de esta condición se ven atenuadas las funciones de la saliva, como la limpieza de restos de alimentos, la neutralización de ácidos, la capacidad antimicrobiana y la remineralización de dientes con pérdida de mineral.

Esta afección se presenta principalmente en mujeres post menopáusicas, ya que se asocia a problemas sistémicos propios de esta etapa que producen una disminución fisiológica del flujo salival. También se puede manifestar en personas estresadas, en fumadores y en aquéllos que roncan o respiran con la boca abierta.

“Asimismo, existe una gran cantidad de drogas que causan disminución de la saliva, aumentando la probabilidad de que se desarrollen lesiones de caries. Entre ellas se encuentran antidepresivos, antiestamínicos, broncodilatadores, descongestionantes, relajantes musculares, diuréticos y sedantes”, señala el odontólogo.

¿Cómo se manifiesta? Los principales signos asociados son pérdida de brillo de la mucosa oral, resequedad de las mucosas bucales, fisuras en el dorso de la lengua, queilitis (lesión en la zona de los lados de la boca), candidiasis en la lengua y paladar (hongos), caries dentales y saliva más espesa.
Los tratamientos
Sin duda que lo más importante es el tratamiento. Actualmente, existen una serie de productos que atenúan este problema y que ayudan a la protección de las mucosas.

El especialista destaca que generalmente se receta saliva artificial y lubricantes de las encías para que se mantenga húmeda la boca. Estos productos vienen en forma de spray y se aplican constantemente durante el día, por ejemplo, antes de conversar o comer.

Asimismo, se pueden emplear algunos productos para que no se desarrollen caries en el futuro, como barnices de flúor y de clorhexidina. También es aconsejable mojar la zona con agua, para mantenerla lo más hidratada posible.
¿QUÉ ES LA SALIVA?

– La composición de la saliva corresponde a secreciones de las diferentes glándulas salivales, mezcla de restos de alimentos, microorganismos y células de descamación del epitelio oral.

– La cantidad de flujo salival se relaciona con una mayor capacidad de limpieza y con la remineralización de las piezas dentales.

– Si bien la producción de este líquido es constante durante todo el día, va variando a través de los años, de esta forma el nivel normal de saliva en un menor es distinto al de un adulto. Este último produce más de un litro al día.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario