Catéter venoso central en el recién nacido


Las indicaciones para la colocación de un catéter venoso central incluyen: a) incapacidad para establecer otra vía venosa, b) vigilancia hemodinámica, c) nutrición parenteral total y d) administración de fármacos inotrópicos u otros medicamentos que no se pueden suministrar por vía periférica. A menudo se emplea la medición de la presión venosa central (PVC) para vigilar el estado del volumen cuando se reanima a un paciente grave. Un catéter colocado en la vena cava superior o la aurícula derecha mide la presión de llenado del hemicardio derecho, que refleja la presión auricular izquierda y la presión de llenado del ventrículo izquierdo. Con frecuencia existe una amplia discrepancia entre la presión auricular izquierda y la derecha cuando existe enfermedad pulmonar, sepsis abrumadora o lesiones cardiacas. Para utilizar el dispositivo de vigilancia en forma efectiva, se deben efectuar mediciones seriadas con un transductor electrónico de calibración exacta conectado a un catéter cuya punta se coloca en el sistema venoso central. La ventilación con presión positiva, neumotórax, distensión abdominal o taponamiento pericárdico pueden elevar la presión venosa central.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario