Circulares del cordón umbilical: Inevitables pero con solución


Nueve meses esperando y llega el gran momento: el parto. Una de las situaciones que suele alarmar a algunos padres son las circulares del cordón umbilical.

La función de este conducto es comunicar al bebé con la placenta, para que reciba los alimentos y el oxígeno necesarios para su desarrollo. Además, se encarga de eliminar sustancias tóxicas que el niño debe separar de su cuerpo.

El doctor Paris Valentini, ginecólogo de Clínica Alemana, explica que “el concepto de circular del cordón umbilical significa que éste se ubica alrededor de un segmento del cuerpo fetal, ya sea en un brazo, pierna o tórax, pero el más frecuente, reconocido y preocupante para las pacientes y el obstetra, es alrededor del cuello del feto”.

La teoría principal y lógica para explicar este fenómeno -agrega el especialista- es que el cordón umbilical es parte de los anexos fetales, además, tiene una longitud variable y como el bebé está en constante movimiento, en algún momento se puede producir este hecho.

Es posible que esto ocurra en cualquier edad gestacional, en la cual existe una longitud de cordón suficientemente extensa y el feto ya experimente movimientos frecuentes. Esto suele suceder a partir del tercer mes de embarazo, y se hace más común a medida que transcurre la gestación.

El especialista afirma que las circulares del cordón umbilical son frecuentes. De hecho, se presentan entre el 25 y 30% de los embarazos de término aproximadamente.
“No existe forma de evitar las circulares, ya que no hay posibilidad deevitar los movimientos fetales, ni aislar el cordón umbilical de los movimientos del feto”, asegura el doctor Valentini.

¿Qué puede suceder?
Respecto de las complicaciones que pueden provocar las circulares del cordón umbilical, dependen de si son simples, es decir, únicas, y en este caso, en general no hay repercusión en la condición fetal ni del Recién Nacido, ni tampoco un aumento de la frecuencia de cesáreas

En cambio, en caso de circulares complejas (más de una vuelta), la literatura demuestra que si puede haber un aumento de desaceleraciones de la frecuencia cardiaca fetal con probabilidad de sufrimiento fetal, y si no hay expectativas de parto vaginal pronto, hay que recurrir a la operación cesárea, para preservar la integridad fetal y del RN”, asegura el ginecólogo.

Es importante, por esto, en todos los partos contar con una adecuada monitorización electrónica para detectar los posibles inconvenientes de las circulares y actuar oportunamente.

El Doctor Valentini asegura que “si una mujer tuvo un embarazo con circular del cordón umbilical no significa que esto se vaya a repetir, y tampoco que no vaya a ocurrir de nuevo. Es algo fortuito”.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario