Claves para tratar el virus Herpes Zoster


Muchas personas presentan herpes y no saben qué tipo de lesiones tienen, por qué se producen o cuál es el tratamiento necesario. A continuación, se ofrece una completa guía para saber si se tiene o no el molesto virus herpes zoster.

El dermatólogo de Clínica Alemana, doctor Francis Palisson, explica que esta enfermedad se origina por un virus de la familia herpes, que es el mismo que causa la varicela, virus varicela zoster.

En una primera etapa esta afección se presenta como “peste cristal”. Luego, este virus se almacena y está en un estado latente en los ganglios del sistema nervioso, principalmente en la zona de la columna vertebral. Y, cuando se produce un estado en que las defensas bajan, ya sea por infecciones, fiebre o tensiones, ese virus que estaba recluido, sale, originando lesiones en la piel.

¿Quiénes son más propensos a esta alteración?
El especialista señala que “los pacientes con mayor riesgo son aquéllos con problemas oncológicos, con el sistema inmune disminuido; personas que están en quimioterapia; diabéticos; inmunodeprimidos, y quienes están sometidos a un estrés muy fuerte”.

Si bien esta patología se puede presentar a cualquier edad, el mayor número de casos se origina sobre los 65 años.

Los síntomas
El dermatólogo señala que en una primera instancia aparece una sensación de ardor o dolor en el trayecto que sigue la línea de los nervios, especialmente en la zona intercostal. Por lo general, los episodios de herpes zoster ocurren en un solo lado del cuerpo.
Luego de uno a tres días en que se presentan estas molestias, aparecen lesiones vesiculares, que se manifiestan como ampollas pequeñas casi transparentes que tienen una base roja sobre la superficie de la piel. Esta situación se describe como el signo de la gota de rocío sobre el pétalo de la rosa.

Las lesiones pueden aparecer en la región de la cara, cuello, tronco o, incluso, en las extremidades, siempre siguiendo el trayecto de un nervio.

Tratamientos
Lo fundamental es pesquisar precozmente el cuadro para iniciar el tratamiento farmacológico lo antes posible. “El que más se utiliza es el valaciclovir, que consiste en una molécula de glucosa adherida a la molécula de aciclovir, que permite una mejor absorción del producto. El paciente adulto debe consumir tres dosis al día, cada ocho horas Este fármaco es muy selectivo para actuar sobre las células afectadas por el virus, no comprometiendo otras células humanas”, destaca.

Sin embargo, existen pacientes que consultan tarde, y ya presentan un intenso dolor, con sensibilidad extrema al roce donde estaba el herpe; molestias que pueden estar presentes por periodos prolongados de más de seis meses.

El doctor Palisson explica que en estos casos el procedimiento es paliativo para el dolor. El médico puede recetar desde analgésicos hasta derivados de la morfina, por las intensas molestias. En esta segunda etapa del herpes zoster se pueden realizar bloqueos del nervio comprometido para evitar el intenso dolor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario