Climaterio: Herramientas para mejorar la calidad de vida


En Chile la edad promedio en que la mujer tiene la menopausia es a los 49 años. Hoy a las nuevas generaciones esta etapa las encuentra llenas de actividades, trabajos, sueños y planes con su pareja. Por este motivo, el ideal es que vivan este proceso de manera informada y disfrutando de la mejor calidad de vida posible.

Lo primero que se debe comprender es que la menopausia está dentro de un ciclo más amplio que se denomina climaterio. En su primera fase, se comienza a tener pérdida reproductiva, por lo cual se alteran los ciclos menstruarles. Además, se presentan algunos síntomas como bochornos, sudoración nocturna, nerviosismo, cefalea, falta de concentración e insomnio; hasta que se produce la última menstruación, es decir, la menopausia.

El doctor Mauricio Villarroel, jefe de la Unidad de Menopausia de Clínica Alemana, explica que este proceso continúa por algunos años y los síntomas pueden llevar a problemas de relaciones personales. Además, pueden existir alteraciones en la sexualidad, condicionadas por la falta de lubricación vaginal. En esta segunda etapa, también se puede presentar disminución de la masa ósea y, si tienen factores de riesgo y no hay un control adecuado, se puede producir osteoporosis.

Ahora bien, no todas las mujeres viven de igual forma el climaterio. “Alrededor del 70% presenta estos síntomas y casi la mitad de ellas en forma severa con lo cual tienen mayores alteraciones en su calidad de vida, en su trabajo y requieren una mayor ayuda de su ginecólogo”.

Cuidados siempre necesarios
Es aconsejable que todas las mujeres tengan una alimentación sana y que eviten productos que produzcan alteraciones en el organismo como alimentos grasos, frituras y excesos de hidratos de carbono. Por supuesto, es aconsejable evitar el cigarro y el alcohol.
Asimismo es importante aumentar la actividad física. Por ejemplo, pueden integrarse a un grupo en el cual se haga en forma periódica ejercicios o asistir a un gimnasio.

Siempre es aconsejable una buena caminata que dure por lo menos 30 minutos tres días a la semana. Realizar gimnasia distrae la mente, relaja, favorece la musculatura y disminuye la pérdida de hueso.

En forma complementaria, se recomienda a las pacientes un aporte extra de calcio y vitamina D.

¿Qué pueden hacer las mujeres con síntomas severos?
El especialista señala que “se requiere de un tratamiento de sustitución hormonal, que consiste en darles estrógenos o algún preparado similar que quite la sintomatología que altera su calidad de vida. Se les proporciona siempre y cuando se vea que no existen contraindicaciones”.

Por este motivo, el ginecólogo antes de indicarlo realiza una evaluación clínica y de laboratorio que demuestre que no existe contraindicación para su uso. Este tratamiento debe ser enfocado como algo muy personalizado y tiene que ser proporcionado mientras la persona tenga síntomas severos que requieran una solución

Ahora bien, es necesario que las mujeres estén informadas de los posibles riesgos. “Algunos estudios han demostrado que su uso podría aumentar, luego de cinco años, el riesgo de cáncer de mama. Pero esto tiene una bajísima incidencia, el riesgo absoluto es de 0,8 en mil.

Es decir, de mil pacientes que tomaron hormonas, comparándolo con igual número que no las tomaron, habría sólo un caso más de cáncer de mama por año, después de cinco años de uso”, explica el especialista.

Pero sin dudas, lo fundamental, es que las mujeres sepan en qué consiste la etapa que están viviendo y que se den cuenta de que si bien es un proceso natural, muchas veces los síntomas se hacen desagradables y se tienen que buscar las herramientas para mejorar la calidad de vida. En este sentido, si consultan a su médico, éste puede aportarles la ayuda que necesitan.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario