Complicaciones tardías en un trasplante pulmonar


El rechazo crónico es una disfunción del injerto caracterizado desde el punto de vista histológico por una bronquiolitis obliterante y funcionalmente por una obstrucción al flujo aéreo, desarrollada en pocas semanas o meses y no explicable por otras razones. A medida que aumenta la supervivencia, aumentan las probabilidades de desarrollar este cuadro, que puede alcanzar una prevalencia del 50% a los cinco años del trasplante. La tos y la disnea son las características clínicas más importantes y suelen estar precedidas por el deterioro funcional ya mencionado. No existe ninguna medida terapéutica eficaz que controle el deterioro progresivo del rechazo crónico establecido. El tratamiento inmunosupresor es otra fuente de complicaciones en los pacientes trasplantados. En el caso del TP, la pauta más frecuentemente utilizada incluye el empleo de ciclosporina, azatioprina y esteroides. Estos fármacos pueden condicionar no sólo una mayor incidencia de infecciones,
sino también de neoplasias, osteoporosis, alteraciones metabólicas y renales.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario