Cuidado de los ojos frente al sol


Pese a que los efectos dañinos del sol se manifiestan más notoriamente en la piel, los ojos también son víctimas de la exposición a la radiación ultravioleta, la cual ha aumentado en los últimos años debido al daño en la capa de ozono, a una expectativa de vida más larga y a la gran cantidad de actividades laborales o recreacionales que se realizan al aire libre, sobre todo en esta época.

Para el doctor Hernán Ceppi, oftalmólogo de Clínica Alemana, “es por esta razón que actualmente existe una mayor conciencia sobre la importancia de la protección de los rayos ultravioletas, principalmente a nivel cutáneo. Pero así como los dermatólogos indican un bloqueador para evitar el daño de la piel, los ojos también deben ser protegidos”.

Efectos
Los rayos ultravioletas (RUV) que irradia el sol están divididos en tres tipos: los UV-C que, aunque son los más son dañinos, son bloqueados por la atmósfera de la Tierra; los UV-B, que pueden causar serias quemaduras en los ojos, y los UV-A, que se absorben mayormente por el cristalino del ojo.

Los rayos solares son invisibles y la exposición a éstos podría producir, a largo plazo, cataratas y daños a la retina. Además, pueden causar otras lesiones como queratitis, una dolorosa quemadura de la superficie corneal; pterigión, crecimiento de tejido que en ocasiones puede producir alteraciones de la visión e inflamación, y cáncer de piel alrededor de los ojos. También puede ser un factor que ayude a la degeneración de la mácula, parte de la retina donde se alcanza la mayor agudeza visual.

Todos estos problemas pueden atenuarse con una adecuada protección de los ojos contra la radiación UV.
Prevención
La única opción para prevenir el daño de sol en los ojos está en utilizar lentes que tengan un filtro ultravioleta que bloquee hasta los 400 nm (nanómetros), que es el índice de medición de las radiaciones.

El doctor Ceppi asegura que “lo más importante es el filtro y no el color del lente. Es por eso que al comprar un lente de sol debe tener un filtro UV”.

Los actuales lentes transparentes de policarbonato tienen una capacidad de absorción de hasta 380 nm, constituyéndose en una buena alternativa para bloquear parte de la radiación ultravioleta.
Factores que inciden en la cantidad de radiación solar que alcanza la superficie de la Tierra:

Localización: mayor en regiones ubicadas más cerca del Ecuador.
Altitud: mayor en altura porque existe menos atmósfera para filtrar la energía solar.
Cielo despejado o nublado: otorgan una falsa sensación de seguridad.
Hora del día: mayor entre las 10:00 y 14:00 horas.
Época del año: aumenta en primavera y verano.
Terreno: el pasto refleja entre 1% a 5% de UV-B; el agua entre 3% y 13%; el concreto y la arena, entre 7% y 18%, y la nieve un 88% de la RUV.

Según el lugar, existirá una mayor o menor concentración de RUV. El especialista advierte que en la nieve, por ejemplo, la reflectancia es de aproximadamente 80% y no puede ser detenida por ninguna estructura natural del ojo, como cejas o frente. En tanto, en el agua es de 20% y en la arena apenas 1,5%.

Los lentes fotocromáticos, lentes de contacto y lentes intraoculares, tienen diferentes capacidades para bloquear las radiaciones ultravioleta. Por ejemplo, cuando el lente fotocromático se oscurece, puede absorber el 100% de las radiaciones UV-B y reducir la transmisión de la UV-A en alrededor de un 6%. Además, se sugiere tomar otras medidas adicionales a las anteriores, como usar sombrero y evitar exponerse a la radiación ultravioleta en las horas donde su efecto es mayor.

Si se consideran estos riesgos y se actúa con precaución, es posible disfrutar del sol y reducir las probabilidades de sufrir algún daño a causa de los rayos solares, agrega el oftalmólogo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oftalmología.




Deja un comentario