Cuidados para los pies de los diabéticos


Lamentablemente, la diabetes en sus etapas tardías puede producir graves complicaciones. Una de las más temidas son las úlceras en los pies que pueden llevar a la pérdida o amputación de ellos o de las piernas. Afortunadamente estas temidas lesiones se pueden prevenir con medidas simples, como el adecuado control de la glicemia, un calzado correcto, el uso de plantillas y sobre todo proporcionado educación a los afectados.

Esta enfermedad es la primera causa de amputaciones no traumáticas en el mundo: “En Estados Unidos se realizan cerca de 60 mil amputaciones mayores al año como consecuencia de heridas o úlceras que no cicatrizan en los pies de estos pacientes, con un costo anual estimado en 200 millones de dólares2, destaca la doctora Loreto Díaz, fisiatra de Clínica Alemana.

Sin embargo, las buenas noticias son que realizando los cuidados necesarios, los que son de bajo costo, se puede disminuir hasta en el 85% el riesgo de sufrir estas dolorosas complicaciones. De ahí la importancia de identificar y manejar en forma adecuada y oportuna los factores de riesgo. En este sentido, el peligro es mayor en hombres, en personas que tienen diabetes por más de diez años, en aquéllos con mal control de la glucosa o quienes poseen complicaciones cardiovasculares, de la retina o el riñón.

Asimismo, la especialista explica que tienen más propensión a sufrir amputaciones “los pacientes que presentan neuropatía periférica, es decir, un deterioro del sistema nervioso producido por la diabetes, que origina una pérdida de sensibilidad protectora en manos y pies, lo que informa cuando estos están sufriendo algún daño, como por ejemplo cuando el zapato comprime el pie. El problema que esto conlleva es que en caso de que se lastimen, no sé den cuenta de inmediato de qué es lo que les pasó”.

También se pueden originar alteraciones biomecánicas de los pies, manifestadas como un aumento de la presión (callos, enrojecimiento, sangramiento) o deformaciones, las que pueden ser óseas, como los dedos en garra o martillo que se producen por el compromiso de los nervios debido a la enfermedad, o de las uñas. Además, corren más riesgos aquéllos que tienen una patología vascular periférica o una historia previa de úlceras o amputación.
“la educación del paciente, especialmente explicarle las implicancias que tiene la pérdida de la sensibilidad protectora de los pies; la necesidad de una adecuada selección del zapato y de plantillas destinadas a redistribuir las presiones de la zona y evitar la formación de callos”. Por eso los pies del diabético deberían ser examinados en cada control con su médico.

En el caso de los niños es importante identificar cuáles son las alteraciones para evitar deformaciones que se puedan convertir en complicaciones mayores.

“La asociación americana de diabetes recomienda el examen de los pies por lo menos una vez al año para identificar factores de riesgo. Si se presentan una o más alteraciones, deberán ser evaluados frecuentemente”, concluye la doctora Díaz.

En este sentido, Clínica Alemana ha formado un grupo de médicos que se han especializado en esta complicación: diabetólogos, cirujanos vasculares, traumatólogos y fisiatras, lo que permite tratar en forma integral esta patología obteniéndose resultados muy favorables.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




One Response to “Cuidados para los pies de los diabéticos”

  1. ligi Dice:

    Me pareció magnifica esta información.

    Les quedo muy agradecida.


Deja un comentario