Efectivos tratamientos para el juanete


Además de ser muy doloroso, el juanete o Hallux valgus es una afección que muchas veces se transforma en motivo de complejos y de constantes dificultades para encontrar calzado cómodo, el que además suele terminar deformado por esta prominencia.

Generalmente, aparece a edades tempranas y se produce cuando el dedo gordo del pie se desvía hacia el exterior, lo que hace que el hueso que lo sostiene se vaya hacia adentro. Esto forma un ángulo que provoca una gran protuberancia, la que al estar en contacto con el zapato da origen a una bursitis, es decir, una especie de pequeña bolsa que contiene líquido lubricante. Esto produce irritación, inflamación y dolor.

Los dedos del pie tienen cuatro músculos esenciales, los que les permiten moverse hacia las distintas direcciones. Cuando el músculo abductor del dedo gordo comienza a tirar en exceso hacia fuera, los otros se salen del carril y se produce esta deformidad.

Efectivos tratamientos para el juanete Traumatología

También hay casos en que esta patología desencadena otras afecciones, ya que hace que el segundo y tercer dedo se monten sobre el primero, lo que produce el ortejo en martillo o en garra. Esto, a la vez, hace que las articulaciones choquen con el zapato y se formen los molestos callos.

En cuanto a las causas, se sabe que un calzado inadecuado puede influir en su aparición. Es por ello que las principales afectadas son las mujeres que utilizan zapatos con punta y taco alto. Aunque este factor es importante, su origen es principalmente hereditario, porque hay personas muy jóvenes que nunca han usado estos zapatos y tienen juanetes.

Tratamiento inicial

Como el surgimiento del Hallux valgus se debe principalmente a un desequilibrio muscular, los tratamientos tienen que hacerse a nivel funcional, es decir, alterando las fuerzas que lo originan.

Cuando el problema está empezando, lo más recomendable es la kinesiterapia, que consiste en realizar electroestimulación del músculo que está menos activo, el que además hay que aprender a usar, lo que permite corregir el problema.

Este tratamiento debe ir acompañado del uso de un calzado adecuado, porque el zapato con punta obliga al dedo a mantenerse hacia fuera y aumenta el roce. Tampoco es recomendable usar taco, ya que hace que el pie se vaya hacia adelante, incrementando la deformidad. Por lo tanto, se aconseja usar zapatos a la medida, de punta redonda o más cuadrada, y con taco moderado.
Otra herramienta de apoyo que se utiliza en este tipo de patología son las férulas laterales que se sujetan al pie y tienden a tirar el dedo hacia afuera. De acuerdo al especialista, éstas son de uso nocturno y pueden resultar bastante efectivas como tratamiento complementario.

En cuanto a los separadores de dedo de goma que existen en el mercado, no se recomiendan, pueden, incluso, tener el efecto contrario y provocar una alteración en garra de los demás dedos.

Para casos más avanzados

Cuando el juanete está consolidado y no es posible corregirlo con kinesiterapia, el tratamiento es la cirugía. En esta área se han descrito más de 160 técnicas posibles, sin embargo, las principales son dos.

Una de ellas es la osteotomía, que consiste en cortar el hueso que sobresale; la otra es la traslocación de músculos, donde se modifica la posición de éstos para que las fuerzas que deforman se transformen en correctoras.

Este último tratamiento es el más definitivo porque opera sobre el origen del problema, ya que al cambiar el lugar de los músculos en su inserción en el hueso, éste vuelve a su lugar y el juanete desaparece espontáneamente.

Generalmente, en la intervención se operan ambos pies, proceso que demora alrededor de dos horas y que se realiza con anestesia raquídea o general. Antes de finalizar la operación se infiltra un producto analgésico que evita completamente los dolores postoperatorios. Al día siguiente de la cirugía el paciente puede ser dado de alta y ya está en condiciones de caminar con ciertas limitaciones.

Durante el postoperatorio, la persona debe estar con un vendaje especial durante un mes y luego tiene que dormir con una férula durante dos meses y realizar kinesiterapia. Esto es muy importante, ya que al producirse una transformación de los vectores de fuerza que actúan en el antepié, es necesario un periodo de readaptación para que los músculos vuelvan a activarse. En total, el tiempo de recuperación es de tres meses.

En cambio, con la osteotomía se corta el hueso que sobresale, con lo que se corrige la deformidad, pero como los músculos siguen en la misma posición, las fuerzas que originan esta patología siguen actuando por lo que es posible que el juanete vuelva a aparecer.

Califica este Artículo
4 / 5 (3 votos)

Categoría: Traumatología.




3 Responses to “Efectivos tratamientos para el juanete”

  1. Ailen Dice:

    hola me gustaría saber cual es el tratamiento complementario que se debe seguir con la ferula, yo tengo las férulas y los separadores de goma, no sabia que ran malos.


  2. Blanca Villasana Dice:

    Buenas noches estoy interesada en adquirir informacion sobre el tratamiento y lugar de venta de sus productos para el tratamiento de los juanetes.
    Gracias


  3. consuelo Dice:

    tengo juanete no me duele que me recomienda para corregir pero algo efectivo hace mucho rato tengo y si uso zapatos altos soy muy bajita y para ir con zapatos plano a trabajar quedo muy desordenada que debo hacer me he colocado los separadores de goma pero no he notado nada me pueden ayudar le tengo miedo a la cirugia como se corrige sin cirugia gracias feliz día Dios los bendiga


Deja un comentario