El cepillado dental y el resfriado común


¿Es necesario desechar su cepillo dental después de un resfriado?

No. La Asociación Dental Americana sugiere que no existe suficiente evidencia clínica que sostenga que el crecimiento bacteriano en los cepillos dentales pueda producir efectos bucales adversos o que pueda afectar la salud sistémica.

Los científicos han estudiado en años recientes si los cepillos de dientes albergan microorganismos que podrían causar la infección bucal y/o sistémica. La cavidad bucal esta habitada por centenares de diversos microorganismos y algunos se transfieren al cepillo dental durante el uso. Incluso los microorganismos en el ambiente donde se almacena el cepillo dental pueden crecer en el mismo.

Por lo tanto, ¿Qué puede hacer para asegurarse de que su cepillo dental permanezca libre de bacterias?

Primero, cerciórese de que su cepillo de dientes fue vendido en un paquete estéril. Debe enjuagar el cepillo con agua de chorro cada vez que se utiliza elimina lo que pueda quedarse atrapado en él, agregó la Dra. Dana Graves de la Universidad de Boston, Escuela Goldman de Medicina Odontológica en un artículo reciente del Boston Globe.

De igual manera, para ayudar a reducir la cantidad de bacterias y de virus vivos en su cepillo de dientes, deje el cepillo destapado para que pueda secarse totalmente y debe utilizar una crema dental con un agente antibacteriano.

Las bacterias, los virus y los hongos pueden permanecer en el cepillo de dientes, incluso después de que usted haya sufrido un resfriado pero, es altamente inverosímil que usted vuelva a infectarse usando el mismo cepillo dental. Sin embargo, evite compartir el cepillo dental con otra persona, porque esa persona puede tener gérmenes contra los cuales su sistema inmune no pueda defenderse.

En general, la ADA recomienda que los consumidores substituyan los cepillos dentales aproximadamente cada tres a cuatro meses o con mayor frecuencia si las cerdas se deterioran con el uso.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario