Elección del ginecólogo: Decisión de mujeres


debería negarse es a visitar al ginecólogo al menos una vez al año. No se trata de una decisión fácil, por eso es imprescindible que la paciente tenga claridad sobre qué y por qué es importante consultar.

Como profesional y mujer, Alejandra Gallegos, matrona jefe de Clínica Alemana, señala que lo más importante a la hora de visitar al ginecólogo es asegurarse de que se trata de un especialista. Idealmente hay que buscar un experto dependiendo de la edad de la mujer y del tema específico sobre el que se quiere consultar, ya que existen distintas subespecialidades como infantojuvenil, medicina reproductiva, perinatología, climaterio y patología mamaria, entre otras.

“Tal vez uno de los principales requisitos, es que el ginecólogo sea capaz de desarrollar una excelente relación médico-paciente, en términos de empatía y confianza. Es importante que sepa escuchar a la mujer para aclarar las dudas y que pueda entregar toda la información necesaria sobre las alternativas terapéuticas disponibles”, señala la matrona.

Agrega que algunas de las características que las pacientes valoran positivamente es que el médico no subestime el motivo de la consulta, la atienda oportunamente, y se interese en la persona y no sólo en la enfermedad.

Cómo y cuándo consultar
Sin duda, la ida al ginecólogo es importante para toda mujer, sobre todo si se trata de la primera vez. Según Alejandra Gallegos, ésta se debería realizar al presentarse la primera menstruación (menarquia) y en algunos casos antes, cuando aparece el botón mamario cerca de los nueve años.

Las adolescentes que no tienen cambios de crecimiento en las mamas y presentan una ausencia de menstruación a los 13 años, también deben someterse a control para averiguar las causas que están retrasando su desarrollo. Esta visita, por lo general, se lleva a cabo en compañía de la madre.
“En el caso de las adultas, son ellas las que deciden en qué momento prefieren estar acompañadas, ya que no es obligatorio ir en pareja. En ciertas oportunidades, la mujer necesita estar a solas con el doctor, aunque existen casos, por ejemplo en el climaterio, donde la mayoría de las pacientes opina que sería recomendable que sus parejas las acompañen, para informarse sobre lo que les está ocurriendo y por qué”, explica la especialista.

Se recomienda a la mujer someterse a un control ginecológico, al menos una vez al año, para prevenir el desarrollo de patologías como el cáncer uterino y de mamas.
En el caso de las embarazadas, hay que poner especial énfasis en el control previo al parto, puerperio y posterior planificación familiar, entre otros.

Asimismo, estas visitas son muy importantes en la perimenopausia (periodo de transición antes de que la menstruación cese completamente), y para lograr un mejor manejo del climaterio, cuando se establece el fin de la vida reproductiva de la mujer.

“Por lo general, se contemplan exámenes físicos y de laboratorio complementarios, en relación a la historia clínica, antecedentes, sintomatología actual, motivo de consulta y hallazgos clínicos”, concluye la matrona.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario