Enfermedad de Mondor


Enfermedad de Mondor Glosario Médico

Se trata de la tromboflebitis de las venas superficiales mamarias y de la pared anterior del tórax (venas toracoepigástricas). Su etiología es desconocida, aunque se ha asociado a neoplasias con relativa frecuencia.

Desde el punto de vista clínico se aprecian unos cordones duros e inflamatorios en el tórax y el tratamiento consiste en la prescripción de fármacos antiinflamatorios. Se caracteriza por su comienzo insidioso, sin causa aparente, por la existencia de un cordón venoso indurado y doloroso, y por la curación espontánea en el espacio de algunas semanas.

La enfermedad de Mondor es una entidad clínico patológica bien definida debida a un proceso de tromboflebitis superficial de la pared torácica anterior, de curso benigno y que se manifiesta clínicamente por la presencia de un cordón subcutáneo.

Historia

El epónimo de Enfermedad de Mondor empleado para designar la entidad que estamos describiendo fue adoptado después de una cuidadosa revisión bibliográfica hecha por Leger en 1947. Este autor encontró que los casos informados por Mondor en 1939 fueron los que fundamentaron la base histopatológica de esta enfermedad. Es digno de notar que mucho antes de Mondor, tan lejos como en 1854 la misma enfermedad había sido descrita por otros autores con diferentes nombres tales como Escleriasis (Flagge, 1869) y Mastitis vestigial (Moschowitz, 1933).

Amerita también consignar que posteriormente a Mondor otros autores han descrito la misma enfermedad sin estar percatados de los trabajos anteriormente mencionados.

Etiopatogenia

Es probable que los factores etiológieos son múltiples, según se desprende de los diferentes reportes hechos por distintos autores en diferentes épocas. Algunos hacen hincapié en las infecciones del aparato respiratorio como antecedente inmediato a la aparición de la tromboflebitis. En otros casos se puede evidenciar un factor traumático directamente relacionado. Se mencionan también como factores etiológieos las intervenciones quirúrgicas como biopsia de glándula mamaria. Gran número de pacientes desarrollan esta enfermedad después de haber practicado ejercicios físicos extenuantes de los músculos pectorales tales como escribir en el pizarrón por largas horas, jugar al tennis, ocupaciones caseras en el lavado y tendido de gran cantidad de ropa, trapear y barrer el piso por tiempo excesivo, etc.

De todo lo antedicho se puede deducir que la base patogénica primordial exige un daño mecánico en la pared de la vena con inflamación secundaria que lleva a la trombosis, al menos en la mayoría de los casos.

Datos Clínicos

De los casos informados, aproximadamente el 75% han ocurrido en mujeres. Este aparente predominio en pacientes del sexo femenino puede ser debido en gran parte al hecho de que las mujeres muestran gran suspicacia en todo lo relacionado con cualquier proceso patológico en las regiones mamarias. La mayoría de los pacientes se encuentran comprendidos entre los 20 y los 40 años. El número de casos informados es relativamente escaso pero este hecho es debido con toda seguridad a que los médicos y en especial les cirujanos aún no están conscientes de la existencia de una entidad clínicopatológica tan bien definida como la presente aunque se encuentren en presencia de casos auténticos de ella.

Es muy posible que ya teniéndose en mente la existencia de la enfermedad de Mondor, el número de casos encontrados e informados tendrá que ir “in crescendo”.

Sintomatología

Inicialmente la enfermedad está caracterizada por dolor espontáneo de intensidad moderada, a veces de carácter píeurítico, localizado en la pared anterolateral del tórax. Este dolor se asocia de eritema localizado en la región donde posteriormente aparecerá el cordón subcutáneo. Todo esto tiene una duración desde unos días hasta dos semanas. En algunos casos reportados no ha habido dolor. Estos síntomas enfermedad. En la primera fase se nota un trombo adherido a un lado de la pared de la vena. Dicho trombo contiene polimorfonucleares, fibrina y eritrocitos degenerados. El tejido elástico y la pared aparecen normales.

En la segunda fase el trombo aparece organizado semejando un nodulo de fibroblastos adherido a todo el contorno de Ja superficie interna, sin luz vascular discernible a pesar de que desde esta fase puede haber indicios derecanalización. La mayor parte del tejido elástico ha sido destruido.

En la tercera fase aparecen múltiples áreas pequeñas de recanalización del trombo, las cuales a menudo coalescen para formar un lumen único pequeño. La matriz mucinosa ha desaparecido y comienza a depositarse substancia colágena. Reaparecen fragmentos de la túnica elástica.

Por último en la cuarta fase se observa la vena nuevamente recanalizada, libre de trombo pero con una pared fibrótica notablemente engrosada.

En algunos casos, áreas de la misma vena pueden mostrar fases o estadios diferentes del proceso descrito. Además de los cambios de endoflebitis se observan a menudo lesiones de perifleblitis.

Los estudios bacteriológicos hechos hasta la fecha han sido infructuosos en demostrar microorganismos responsables. Los exámenes rutinarios de laboratorio están dentro de los límites normales.

Tratamiento

Siendo la enfermedad de Mondor un proceso patológico de curso benigno y autolimitante y basándose en la experiencia acumulada por diferentes autores se puede afirmar que no es necesario tratamiento alguno para la enfermedad que ahora nos ocupa. Puede recurrirse al empleo de antibióticos, esteroídes, anticoagulantes, diatermia local, etc., aunque todo ello contribuirá probablemente en muy poco o en nada a acelerar la evolución de la enfermedad o a aliviar los síntomas.

Califica este Artículo
4.17 / 5 (6 votos)

Categoría: Glosario Médico.




6 Responses to “Enfermedad de Mondor”

  1. Lucia Dice:

    Hola. Soy mujer de 37 años y me diagnosticaron esta fibrosis en un seno. No estoy operada y por lo que leí ocurre frecuentemente en mujeres q se operan los senos. No he tenido ningún golpe ni nada similar. A alguien le ha pasado lo mismo?


  2. Merche Dice:

    Hola , me acaban de decir que tengo una fibrosis en un pecho y he estado informandome y la mayoria de personas que lo han pasado estan operadas y yo no lo estoy . Hay alguna persona que le haya pasado por lo mismo ???


  3. marian Dice:

    hola, me acaban de diagnosticar el sindrome, tengo 48 años y no me he operado de los pechos, mi vena aparece en el costado y se abre al final en dos a la altura de la cintura


  4. mariana Dice:

    Hoy me han dicho que tengo este sindrome, hace un mes que me operaron.
    Me han recetado VOLTARE y TROMBOCID, los dos en pomada y cuatro aplicaciones al dia las dos mezcladas. El medico me ha dicho que no le de importancia que posiblemente en dos meses se marche. Saludos.


  5. cisca Dice:

    ayer a mi tambien me la diagnosticaron pero yo soy mujer,si pudieras darme informacion te lo agradeceria


  6. jose maria Dice:

    hola

    Tengo 31 años y ayer me diagnosticaron que tenia la enfermedad de mondor, lo mas raro es que soy un hombre y no una mujer donde los casos son algo mas frecuentes. Me han realizado una ecografia, radiografia, analisis de sangre y un cardiograma. Todas las pruebas han ido bien, en la eco no se detecta la vena trombosada, pero al tacto se nota e incluso se puede ver claramente con la vista. Duele desde el pecho izquierdo hasta la mitad superior de la barriga. No me he sometido a ninguna operacion, ni fiebre y estoy sano por completo. La note el primer dia cuando me desperte con la parte inferior del pecho inflamada que duro unas 24 horas. Me han recetado enantyum como antiflamatorio. Soy español con residencia en murcia. Si alguien esta interesado en el caso, se puede poner en contacto conmigo en el siguiente correo…. jmv@ovi.com

    Un saludo.


Deja un comentario