Enfermedades del diafragma


El músculo diafragma divide las cavidades abdominal y torácica. Una de las problemáticas más frecuentes en relación con la esta estructura anatómica son las hernias. Las hernias congénitas de Bochdalek (hernia hiatal posterolateral) y retroesternal anterior o de Morgagni forman parte del dominio de la Cirugía Pediátrica y la hernia hiatal es estudiada en la Patología Digestiva.
Uno de los problemas más importantes que puede tener relación con la cirugía torácica es la presencia de una neoplasia. Las primarias son realmente excepcionales. Sí puede verse la afectación diafragmática de un carcinoma broncogénico o de otra neoplasia como un tumor mediastínico o de la pared torácica. En estos casos el tratamiento consiste en la resección de la neoplasia, generalmente en bloque, siempre y cuando existan los criterios de operabilidad.
Otra afectación diafragmática puede serlo a partir de un absceso pulmonar o hepático o un quiste hidatídico que lo perfore en su crecimiento. Son también circunstancias excepcionales.
Las eventraciones, también muy raras, pueden serlo primariamente por una anomalía congénita. Con mayor frecuencia pueden producirse por algún traumatismo del nervio frénico que de lugar a su parálisis y a la eventración secundaria. Esta alteración es fácil de producirse en cirugía cardíaca, mediastínica y pulmonar.
Las eventraciones diafragmáticas pueden tratarse quirúrgicamente mediante una plicatura diafragmática que se puede llevar a cabo a través de
toracotomía o videotoracoscopia. En ella se repliega el diafragma sobre sí mismo con puntos de sutura, logrando que quede fijo en una posición más caudal y, por lo tanto, permita una mejor expansión pulmonar.
La utilización de un marcapasos diafragmático es una posibilidad de tratamiento de las parálisis frénicas. Requiere, para poder establecer la indicación, la indemnidad del nervio frénico. Entre las indicaciones de colocación de un marcapasos diafragmático se hallan las parálisis de origen central y ciertas enfermedades neuromusculares. La implantanción del sistema requiere la estabilidad clínica del paciente. La mejor vía de colocación es a través de una minitoracotomía. Se realiza la disección del nervio frénico para la adaptación de los electrodos que se conectan a un cable que se tuneliza hasta sacarlo, a través de la piel, a un receptor que será estimulado para inducir el impulso eléctrico.

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario