Escarlatina: Una enfermed fácil de tratar


Esta afección, que se caracteriza por pintas rojas en todo el cuerpo, se transmite a través de secreciones respiratorias y se trata con antibióticos.

El cuerpo comienza a llenarse progresivamente de pintas rojas y la fiebre aumenta. Todo hace pensar que puede tratarse de alguna peste, pero finalmente el diagnóstico médico revela que es escarlatina, una común enfermedad que afecta a los niños en edad escolar y que se caracteriza por la aparición de pintas rojas que se van extendiendo por todo el cuerpo.

En el siglo XIX era conocida como “la fiebre escarlata”, una temida epidemia que se extendía rápidamente en la población infantil, entre la que cobró un número importante de víctimas fatales. Sin embargo, hoy se trata de una patología que no reviste mayor riesgo, ya que tiene un tratamiento bastante sencillo y efectivo.

El doctor Jaime Rodríguez, infectólogo infantil de Clínica Alemana, explica que esta enfermedad es causada por una infección en la garganta con bacterias estreptocócicas beta hemolíticas del grupo A, las cuales generan una toxina que provoca erupciones cutáneas que al principio aparecen en el cuello y el tórax, y luego se diseminan por el resto del cuerpo.

Esto va acompañado de otras manifestaciones, como fiebre alta, dolor de garganta, amigdalitis purulenta, piel áspera a la palpación, pérdida de apetito, decaimiento, vómitos y dolor de estómago, producto de la inflamación de los ganglios abdominales.

Su principal forma de contagio es el contacto cercano con personas infectadas, ya que se transmite a través de las secreciones respiratorias. Su periodo de incubación es entre uno y siete días.
Según el especialista, el examen físico generalmente es suficiente para hacer el diagnóstico. También se puede realizar un cultivo faríngeo o un examen rápido (test pack) para ver si hay Estreptococo del grupo A.

“El tratamiento es el mismo que se utiliza para la infección de garganta por estreptococos, es decir, prescripción de antibióticos para eliminar la bacteria responsable. Generalmente, se elige la penicilina o sus derivados, pero en caso de alergias se buscan otras alternativas como eritromicina”, sostiene.

Esto es fundamental para evitar el desarrollo de la fiebre reumática, que es la complicación más temida en estos casos.
Una vez administrado el tratamiento, los síntomas debieran disminuir en 24 horas y, generalmente, el niño puede reintegrarse al colegio luego de 48 horas. Cuando las erupciones desaparecen es normal la presencia de descamación, tanto en la cara como en las manos.

Esta enfermedad sólo puede dar tres veces en la vida, dado que son tres las toxinas del Estreptococo capaces de producirla.

Califica este Artículo
2 / 5 (1 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario