Estrías: La importancia de un tratamiento combinado


Ante la creciente preocupación por la estética y la salud de la piel, los laboratorios han sacado al mercado diversos productos dermatológicos para combatir las odiadas estrías, y en forma paralela, se han desarrollado sofisticadas técnicas, como el láser y el peeling, para atenuarlas.

La doctora Rosalía Coelho, dermatóloga de Clínica Alemana, explica que si bien estos avances han mejorado las expectativas de las personas afectadas, para obtener resultados satisfactorios es fundamental realizar un tratamiento combinado, diseñado de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Sin embargo, pone énfasis en que con estos métodos se busca atenuar las estrías, no hacerlas desaparecer, porque no tienen cura, dado que se trata de una ruptura de las fibras colágenas y elásticas ubicadas en la capa media de la piel. Esto se debe a un excesivo estiramiento del tejido debido a factores como el embarazo, cambios bruscos de peso, aumento de la musculatura o, simplemente, por el desarrollo en la adolescencia, entre otros.

¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS TIENEN MAYOR TENDENCIA A FORMAR ESTRÍAS?

Existe una predisposición genética que provoca una mayor susceptibilidad a desarrollar estrías.

Además, son más frecuentes en las mujeres y su aparición está asociada a cambios hormonales, que pueden ser fisiológicos -como la pubertad y el embarazo-, patológicos -por enfermedades como el Síndrome de Cushing-, o debido a la administración de corticoides orales y/o tópicos de alta potencia, durante un tiempo prolongado.

Las áreas más afectadas son los glúteos, muslos, abdomen, pechos, caderas y dorso, aunque también hay casos en que se presentan en zonas como axilas y brazos.

Al principio, las estrías son líneas rojizas, violáceas o rosadas, pero después de algún tiempo se tornan blancas, como una cicatriz. Lo ideal es tratarlas en su primera etapa, porque el pronóstico es mucho mejor, sin embargo, con los tratamientos combinados también es posible obtener resultados satisfactorios en lesiones más antiguas.

En estos últimos casos, uno de lo métodos más innovadores es el láser, que permite que la estría se vascularice, es decir, que el tejido vuelva a recibir sangre, lo que estimula la formación de colágeno.

Este procedimiento, que se realiza en forma ambulatoria y es prácticamente indoloro, puede efectuarse en cuatro o cinco sesiones de 20 minutos cada una, y con un intervalo de tres semanas. Por lo tanto, la persona debe estar consciente de que se trata de un proceso que demora varios meses.
Para complementar este tratamiento se puede realizar un peeling, que consiste en la aplicación de una sustancia química que desgasta la piel y mejora su calidad a nivel superficial. Se trata de una técnica rápida y segura que puede efectuarse cada 15 días.

También es posible aplicar láser y luego utilizar tratamientos clínicos a base de cremas y lociones, elaboradas con principios activos que estimulan la formación de fibras colágenas nuevas, como ácido retinoico, ácido glicólico y vitamina C.

Otro tratamiento para atenuar las estrías es la dermoabrasión, una técnica un poco más invasiva que consiste en regularizar la superficie de la piel, desgastando el área afectada para que los bordes de la estría queden más parejos. Este procedimiento también se puede complementar con peeling y cremas dermatológicas.

De acuerdo con la doctora Coelho, después de someterse a cualquiera de estos tratamientos la persona debe tener ciertos cuidados, que consisten en aplicarse cremas desinflamatorias y evitar la exposición solar, porque la piel del área tratada estará recién formada, por lo tanto, es mucho más delicada.

A todo esto hay que sumar una constante preocupación por mantener los resultados y prevenir la aparición de nuevas estrías. Una de las principales medidas en este sentido es tener siempre la piel hidratada, tomando por lo menos dos litros de agua diario y utilizando cremas emolientes, nunca aceite emulsionado porque no hidrata adecuadamente la piel.

Tampoco es recomendable utilizar indiscriminadamente cremas cosméticas para las estrías, porque los resultados suelen ser menos satisfactorios si se comparan con los de productos indicados por el dermatólogo, que son elaborados dependiendo del tipo lesión.

La especialista también aconseja consumir alimentos ricos en vitamina C -como kiwi, frutilla, brócoli, naranja, tomate y piña-, ya que estimulan la producción de colágeno. Por último, hay que evitar las fluctuaciones de peso y la ropa ajustada, realizar actividad física moderada, y utilizar un adecuado filtro solar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario