Exitosa iniciativa para tratar a recién nacidos prematuros


No siempre las cosas resultan como los padres lo planifican, hay ocasiones en que el parto se adelanta por diversos motivos y el bebé debe sobrevivir fuera del útero materno antes de lo esperado.

Estos pacientes requieren de un gran apoyo médico y tecnológico para salir adelante, lo que hace necesario largos periodos de hospitalización. Por esta razón es que la Unidad de Recién Nacidos de Clínica Alemana cuenta desde el 2002 con un plan de intervención temprana para procurar a los prematuros un ambiente terapéutico ideal.

Esta iniciativa fue creada con el fin de que los bebés estén sometidos a estímulos sensoriales, motores y posturales adecuados que les permitan alcanzar la madurez de su sistema nervioso que aún está en proceso de desarrollo, y así prevenir alteraciones motoras.

Isabel Margarita Arrau, kinesióloga encargada del plan, asegura que “si un niño nace antes de término, la maduración del cerebro continúa su progreso, casi igual que en el útero. Es por esto que debemos cuidar todo el entorno extrauterino para que tanto el ambiente sensorial como motor sean favorables para su desarrollo y adecuada madurez”.

Para el doctor Andrés Maturana, jefe del Servicio de Neonatología de Clínica Alemana, el plan de intervención temprana a los recién nacidos prematuros ha sido un éxito, ya que “desde que comenzó hemos contribuido a humanizar significativamente la hospitalización al incentivar a los padres a colaborar en la estimulación precoz de sus hijos. Contar con una kinesióloga dedicada a cuidar el ambiente del prematuro es un avance enorme y fundamental en el manejo de estos pacientes tan complejos”.
Técnicas utilizadas
La estimulación sensorial consiste en conductas que se adoptan durante la hospitalización para favorecer el vínculo entre el recién nacido y sus padres, dependiendo de las condiciones de cada bebé. Algunas de las técnicas de apego que se realizan son Skin to Skin, (contacto piel a piel) o terapia Canguro adaptada.

La kinesióloga explica que existen varios estudios que han demostrado que este vínculo precoz entre el recién nacido prematuro y su madre favorece el aumento de peso diario y disminuye los días de hospitalización. Además, la técnica de apego Skin to Skin impacta positivamente a las madres, aumentándoles la liberación de leche materna.

Asimismo, se adoptan medidas tales como cubrir las incubadoras para dar poca luz cuando corresponde, y así respetar los periodos de sueño del recién nacido (ciclos circadianos).

Estos pacientes que se debaten muchas veces entre la vida y la muerte, producto de su prematurez extrema, suelen ser sometidos a terapias muy agresivas y a veces se olvida la importancia del estímulo sensorial que cumple un papel fundamental en su recuperación y calidad de vida.

Es por esto que Clínica Alemana ha implementado el plan de intervención temprana para asegurarse de que los recién nacidos reciban el mejor cuidado posible. Además, permite a los padres participar del cuidado de sus hijos prematuros y afianzar el vínculo entre ambos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario