Fecundación asistida: Una opción para ser madre


“Es la máxima felicidad que he sentido en mi vida, no existen palabras para definir lo maravilloso que es ser mamá”. Así explica Viviana Abba lo que significó para ella dar a luz mellizas hace tres meses, luego de someterse a un tratamiento de fecundación asistida en Clínica Alemana.

Ser madre es una necesidad innata en la gran mayoría de las mujeres. Lamentablemente, en algunas ocasiones, por razones físicas, esto no es posible. Quienes viven esta situación sufren un fuerte impacto inicial, que quizás parece más crudo porque la maternidad es clave para el sexo femenino.

Así le ocurrió a Viviana, quien cuenta que desde que se casó, hace cinco años, intentó quedar embarazada, sin lograrlo. “Es frustrante porque uno está convencida de que basta con ser mujer para concebir un hijo, y cuando no resulta sientes que la vida se detiene”, relata.

El doctor Patricio González, jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana, explica que “el avance de la medicina ha permitido buscar soluciones para aquellas mujeres con problemas de fertilidad, y que a través de diversos tratamientos es posible acercar los gametos para que se produzca la fecundación”.

Se denomina infertilidad a la incapacidad de concepción espontánea después de uno a dos años de intento de embarazo.

El especialista sostiene que aproximadamente el 35% de los problemas de fertilidad son femeninos, el 35% masculino, y el 30% restante se debe a causas desconocidas o mixtas.

El doctor González es categórico al decir que “de las parejas que llevan más de un año tratando de embarazarse, entre el 12 y 15% no lo logra. Sin embargo, la mayoría va a concebir en forma natural, a menos que tengan infertilidad notoria como ausencia o un número muy bajo de espermios en el hombre, o trompas obstruidas en la mujer sin posibilidad de ser reparadas”.Causas
En la actualidad, hay una serie de cambios socioculturales como la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que ha provocado que posterguen la maternidad para después de los 30 años, que es cuando empieza a decaer el pick máximo de fertilidad femenina.

“El periodo de mayor fertilidad en la mujer esta entre los 20 y los 30 años. Entonces, como la edad del óvulo es igual a la de la mujer, al pasar los años los óvulos también envejecen”, explica el doctor González.

Asimismo, el especialista sostiene que hay distintas causas físicas femeninas por las que la pareja puede tener dificultades de concebir un hijo.

En algunos casos hay alteraciones de ovulación, como por ejemplo el ovario poliquístico. Cuando esto ocurre es necesario someterse a métodos de inducción de ovulación.

Además, existe una serie de problemas mecánicos, como la obstrucción de las trompas de Falopio y adherencias pelvianas que pueden ser derivadas de infecciones, endometriosis o cirugía pélvica, algunas situaciones son susceptibles de reparación por cirugía laparascópica.

Es necesario recurrir a tratamientos de fecundación asistida cuando hay infertilidad masculina severa; en las causas mecánicas falla el tratamiento quirúrgico; y en enfermedades sin causa aparente.

Tratamientos
La gran revolución de los tratamientos de fertilidad se produce en 1978 cuando nació la primera persona concebida In Vitro y, posteriormente, en 1992, se concibió al primer niño nacido con el método ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides) en la Universidad Libre de Bruselas. Desde entonces millones de parejas han podido ser padres gracias a estos métodos.
Causas
En la actualidad, hay una serie de cambios socioculturales como la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que ha provocado que posterguen la maternidad para después de los 30 años, que es cuando empieza a decaer el pick máximo de fertilidad femenina.

“El periodo de mayor fertilidad en la mujer esta entre los 20 y los 30 años. Entonces, como la edad del óvulo es igual a la de la mujer, al pasar los años los óvulos también envejecen”, explica el doctor González.

Asimismo, el especialista sostiene que hay distintas causas físicas femeninas por las que la pareja puede tener dificultades de concebir un hijo.

En algunos casos hay alteraciones de ovulación, como por ejemplo el ovario poliquístico. Cuando esto ocurre es necesario someterse a métodos de inducción de ovulación.

Además, existe una serie de problemas mecánicos, como la obstrucción de las trompas de Falopio y adherencias pelvianas que pueden ser derivadas de infecciones, endometriosis o cirugía pélvica, algunas situaciones son susceptibles de reparación por cirugía laparascópica.

Es necesario recurrir a tratamientos de fecundación asistida cuando hay infertilidad masculina severa; en las causas mecánicas falla el tratamiento quirúrgico; y en enfermedades sin causa aparente.

Tratamientos
La gran revolución de los tratamientos de fertilidad se produce en 1978 cuando nació la primera persona concebida In Vitro y, posteriormente, en 1992, se concibió al primer niño nacido con el método ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides) en la Universidad Libre de Bruselas. Desde entonces millones de parejas han podido ser padres gracias a estos métodos.
En la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana los procedimientos para corregir problemas de fertilidad en la mujer comprenden una amplia gama de posibilidades, según el diagnóstico y condición de ésta. Las terapias deben ser abordadas por un equipo multidisciplinario en el que participen ginecólogos expertos en reproducción, biólogos, urólogos, endocrinólogos y psicólogos, entre otros.

Asimismo, la Unidad cuenta con un programa de reconocido prestigio en el campo de la fecundación asistida. Las técnicas utilizadas han permitido tratar con éxito condiciones graves como, por ejemplo, la obstrucción de las trompas de Falopio o casos de infertilidad masculina severa.

Técnicas
El equipo de Clínica Alemana se ha preocupado de implementar tecnologías de vanguardia para las mujeres con problemas de fertilización.

FIV-TE: Fertilización in Vitro Clásica y Transferencia Embrionaria al Útero
Los óvulos son inseminados con los espermatozoides in vitro, permitiendo que la fecundación ocurra en forma espontánea. Luego, los embriones desarrollados son transferidos al útero (FIV-ET) o a las trompas de Falopio (TET). alemana.cl/adv/tra/tra006.html

Inyección Intracitoplasmática de Espermios (ICSI)
Esta técnica consiste en inyectar con micropipeta a un espermio al interior del citoplasma del óvulo. Se utiliza en casos de que el problema de fertilidad masculina sea grave, ya que se emplea sólo un espermio vivo y éste puede ser extraído del eyaculado o del testículo (por biopsia o punción). alemana.cl/adv/tra/tra007.html

SOFT
Este procedimiento fue desarrollado por el equipo médico de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana. Combina la aspiración del óvulo desde el ovario, la inyección de un espermio en el interior del óvulo y su transferencia inmediata a la trompa de Falopio por laparoscopía, evitándose así el cultivo in Vitro del embrión. alemana.cl/adv/tra/tra008.html

La Fertilización Asistida en Ciclo Natural
Este procedimiento de fecundación asistida se realiza en un ciclo espontáneo o con una estimulación ovárica mínima, utilizando dosis inferiores a las de un ciclo de FIV tradicional (Fertilidad in Vitro), lo cual permite disminuir los costos, pero también su rendimiento. alemana.cl/adv/tra/tra009.html

El doctor González sostiene que “las posibilidades de embarazo con estas técnicas son de alrededor de 30%”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario