FISIOLOGIA DEL RECIEN NACIDO


Del total de pacientes pediátricos, el recién nacido posee características fisiológicas distintivas y rápidamente cambiantes. Estos cambios se deben a la adaptación del recién nacido del apoyo placentario al medio ambiente extrauterino, la continuación de la maduración de órganos y las demandas del crecimiento y desarrollo rápidos. Debido a estas alteraciones fisiológicas dinámicas, el énfasis de este capítulo recae en el recién nacido.
Los neonatos pueden clasificarse a partir de su edad gestacional y peso. Los lactantes prematuros son los que nacen antes de alcanzar la 38a semana de gestación. Los lactantes de término son los que nacen entre las semanas 38 y 42a de gestación. Los de postérmino tienen una gestación que rebasa la 42a semana. Los neonatos cuyo peso está por debajo de la 10a percentila para la edad son pequeños para su edad gestacional (PEG), mientras que aquéllos con peso por arriba de la 98a percentila son grandes para su edad gestacional (GEG). Los recién nacidos con peso entre estos dos extremos son apropiados para su edad gestacional (AEG).
Se piensa que los recién nacidos pequeños para su edad gestacional sufren retardo del crecimiento intrauterino como resultado de anormalidades placentarias, maternas o fetales. En la figura 1-1 se muestran los trastornos relacionados con la desviación del crecimiento intrauterino. Los neonatos pequeños para su edad gestacional se pueden diagnosticar a través de sus características físicas de bajo peso corporal y una talla y circunferencia cefálica adecuadas para la edad. Para clasificar a un recién nacido como pequeño para su edad gestacional se debe calcular la edad gestacional mediante los hallazgos físicos resumidos en el cuadro 1-1.
Aunque estos sujetos pueden medir lo mismo que los recién nacidos de pretérmino, muestran diferentes características fisiológicas. Debido a la desnutrición intrauterina, muchas veces los niveles de grasa corporal están por debajo de 1% del peso corporal total. Esta falta de aislamiento incrementa el riesgo de estrés por frío en los recién nacidos pequeños para la edad gestacional. La hipoglucemia se desarrolla en forma más temprana en los PEG debido a una actividad metabólica mayor y concentraciones reducidas de glucógeno hepático por la desnutrición intrauterina. Los volúme nes de eritrocitos y sanguíneo total son mucho más elevados en el recién nacido PEG en comparación con el de pretérmino promedio para la edad gestacional o el de término no PEG. Esta elevación del volumen de eritrocitos ocasiona con frecuencia policitemia, con una elevación acompañante de la viscosidad sanguínea. En virtud de la duración adecuada de la gestación, el desarrollo intrauterino de los pulmones del recién nacido PEG resulta en una función pulmonar que se acerca a la del recién nacido de gestación promedio o de término.
Los niños nacidos antes de la 38a semana de gestación, independientemente de su peso corporal, se consideran de pretérmino. La piel de estos pacientes es delgada y transparente, con ausencia de pliegues plantares. Los dedos son blandos y maleables y las orejas tienen un cartílago pobremente desarrollado. En las mujeres, los labios menores aparecen aumentados de tamaño, pero los labios mayores son pequeños. En varones, los testículos generalmente no han descendido y presentan un escroto subdesarrollado. Los problemas especiales en el recién nacido de pretérmino incluyen:
1. Reflejo de succión débil
2. Absorción digestiva inadecuada
3. Enfermedad de membrana hialina
4. Hemorragia intraventricular
5. Hipotermia
6. Conducto arterioso permeable
7. Apnea
8. Hiperbilirrubinemia

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario