Fisiopatología Traumatismos torácicos


Los traumatismos leves suelen producir escasa repercusión, tanto desde el punto de vista respiratorio como general, provocando, con mucha frecuencia, un dolor importante que es lo que puede generar problemas al enfermo. Los traumatismos graves pueden dar lugar a situaciones patológicas que ponen en peligro la vida del enfermo. La hipoxia, hipercapnia y acidosis son conse-cuencias frecuentes de los traumatismos graves. La hipoxia viene condicionada por la falta de ventilación en casos de afectación alveolar (contusión pulmonar, atelectasia). Además, una disminución de la volemia compromete la oxigenación tisular cuando se ha producido una hemorragia importante. Los cambios en la presión intratorácica de un neumotórax a tensión o abierto también contribuyen a ello. La hipercapnia supone un fracaso respiratorio muy grave. La existencia de acidosis respiratoria viene condicionada por una mala ventilación, una depresión del nivel de conciencia y cambios en la presión intratorácica. La acidosis metabólica suele ir ligada a situaciones de shock con mala perfusión periférica tisular.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario