Fístulas broncoesofágicas


Las comunicaciones entre la vía aérea y el esófago se ven con relativa frecuencia en el recién nacido en el que, sobre todo, se manifiestan las atresias de esófago y comunicaciones tráqueo-esofágicas. En el adulto pueden aparecer fístulas esófago-bronquiales que han pasado desapercibidas hasta el momento del diagnóstico. Suelen producirse cuadros de atragantamiento coincidentes con la ingesta y el mejor medio diagnóstico para demostrar la comunicación es el estudio esofágico con contraste. También pueden ser útiles la broncoscopia y la esofagoscopia. El tratamiento debe ser la resección de la fístula con el cierre de ambas comunicaciones y la interposición de tejido sano (grasa, pleura o músculo) entre el bronquio y el esófago.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario